En la Asociación Dual hemos lanzado una nueva campaña de comunicación con el fin de advertir sobre el riesgo de los desfases adolescentes con el alcohol en la desescalada.

“Entre fase y fase, no desfases”. Este es el mensaje directo y contundente de la nueva campaña de Asociación DUAL financiada por el Plan Nacional Sobre Drogas para alertar a los jóvenes de los peligros de desfasar con el alcohol tras meses encerrados en casa por el confinamiento. Con motivo de la crisis sanitaria, este año la campaña quiere poner el foco en el doble riesgo de ingesta masiva del alcohol y el contagio por compartir copas, botellas o latas en botellones. Además quiere hacer ver a los jóvenes que no es necesario recuperar el tiempo perdido abusando del alcohol ahora que ya se puede salir a la calle. La campaña cuenta con la participación del actor Dani Muriel que pide a los adolescentes que se diviertan con cabeza. Desde DUAL reconocen que el confinamiento ha sido especialmente duro para los menores que han tenido que afrontar muchas incertidumbres. “Están en una etapa de su vida que están construyendo su red social, en una etapa de expansión, de crecimiento, que probablemente se han enamorado por primera vez”, comenta Raúl. Además creen que los jóvenes entre 14 y 18 años son los grandes olvidados de esta crisis, por eso recomiendan a los padres que se anticipen a posibles situaciones de riesgo.

Aquí puedes ver nuestra nueva campaña:

El actor, Dani Muriel, nos ha apoyado en el lanzamiento de esta campaña de prevención para los jóvenes, donde pide a los adolescentes que se diviertan pero con responsabilidad, aquí puedes ver su vídeo.

Los jóvenes entre 14 y 18 años son los grandes olvidados de esta crisis, por eso recomendamos a los padres que se anticipen a posibles situaciones de riesgo.

Raúl Izquierdo, psicólogo y Director Técnico de Asociación DUAL, nos explica que “Existe un alto riesgo de que los jóvenes protagonicen reacciones compensatorias de tipo pendular como respuesta a la tensión y la angustia sostenida que han padecido durante los últimos meses”. Por ello, se produce la generación de conductas en “exceso despreocupadas como compensación a las exigencias de intenso control y restricción durante la etapa de confinamiento”, explica. En ese sentido, el mayor riesgo es “querer recuperar el tiempo perdido celebrando fiestas alternativas a las que no se han tenido o que no se van a tener y en celebraciones entre amigos como son, por ejemplo, los botellones”, detalla Izquierdo.

Puedes ver el vídeo de raúl Izquierdo a continuación:

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *