Madrid anunció el lunes que todos los colegios de la Comunidad cerrarán 14 días a partir de este miércoles 11 de marzo, dejando atónitos a miles de padres y madres. De esta manera, los madrileños seguían los pasos de Vitoria y países europeos como Italia ante el avance sin control del COVID-19. La Rioja también ha informado este martes de que cierra todos sus centros. A pesar de que muchos padres y madres entienden que la medida es necesaria ante el aumento de casos y de muertes por la enfermedad, los progenitores lanzan el grito al cielo e incendian los grupos de WhatsApp, y la misma pregunta se hace cientos de veces: ¿Y ahora qué hago con los niños?

¿El teletrabajo como solución?

El teletrabajo ha sido uno de los temas principales de debate entre los progenitores. Para muchos, se trata de una idea que en principio puede parecer ideal, pero que resulta bastante complicada de llevar a cabo si, por ejemplo, tus hijos son pequeños, con frecuencia dependientes y necesitados de cuidados constantes. El niño se aburre y tira de sus padres para que le hagan caso, lo que provoca que muchos, según reconocen en las redes sociales, se resignen a hacer el trabajo cuando estos se duermen o a dejarles intensivamente enganchados a la tele o a la tableta.

Por otra parte, el teletrabajo no es una opción para otras muchas profesiones como, por ejemplo, trabajadores de la construcción o conductores de autobús. Sin olvidar a las familias monoparentales o aquellas en las que ambos progenitores son autónomos, a los que les ocasiona mucho más desbarajuste, teletrabajen o no.

Además de recomendar el trabajo a distancia, desde la Consejería sugieren “la revisión y actualización de sus planes de continuidad de la actividad laboral ante emergencias. También se aconseja que se facilite flexibilidad horaria para mejorar conciliación familiar en estas circunstancias, así como fomentar las reuniones por videoconferencias”.

Chat de padres.
Chat de padres.

Y si, finalmente, las personas no encuentran comprensión en sus empresas, tendrán que tirar de días de vacaciones o de los abuelos. Estos últimos son un recurso muy recurrente de los padres españoles, faltos de medidas de conciliación en sus trabajos, pero que en este caso no sería recomendable ya que, según las autoridades sanitarias, son considerados un grupo de riesgo. Un estudio de Sanidad revela que en España existe “un fuerte apoyo familiar entre generaciones” que se traduce en la figura del abuelo canguro. Uno de cada cuatro abuelos cuida cada día a sus nietos,según datos de una encuesta del grupo Mémora, mientras que un informe del IMSERSO concluyó en 2010 que lo hacían 70% de ellos.

Pero la realidad es que los colegios cerrarán dos semanas a partir de mañana miércoles, y habrá que ser creativos para seguir adelante. Leyendo con atención los distintos mensajes en las redes sociales y los grupos de WhatsApp del cole, son muchos los padres y madres que intentarán repartir los días entre ambos progenitores; los que ofrecen a sus hijos ya adolescentes o universitarios como canguros; e incluso están surgiendo pequeños grupos de madres y padres que se van a empezar a turnar, de manera que cada día una familia cuide a varios niños. También están los que, resignados, alegan que los canales infantiles de la tele harán su agosto estos días. Sea como fuere, los niños están sin clase, y no es solo un problema de madres y padres: nos afecta a todos.

Recordemos que los niños son un vector de contagio, lo que significa que aunque en ellos los síntomas de la enfermedad suelen ser débiles, son portadores y pueden contagiar a otros. Fernando Simón, médico y portavoz de Sanidad, aludió a este factor hace unos días para no cerrar los colegios, a la vez que recordó que los niños sin clase se reunirían en los parques o centros comerciales, facilitando igualmente el contagio. Las temperaturas en la capital esta semana superarán los 20 grados, los chavales querrán salir a la calle y lo harán. Muchos padres se preguntaban si también les prohibirían salir, pero una restricción de movimientos de tal magnitud no está de momento contemplada.

 

El País.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *