“Cuando doy una charla un sábado por la mañana y veo que se plantan allí 200 profesores mi sensación es que los docentes son personas excelentes, súper motivadas, con ganas de mejorar la calidad de vida de sus alumnos con dislexia. Creo que lo que sucede es que faltan recursos en el sistema educativo”, aseguraba recientemente en una entrevista la científica Luz Rello, autora de Superar la dislexia (Paidós). Y su opinión la comparte Araceli Salas, fundadora de la asociación Dislexia y Familia (Disfam), que lamenta que, aunque existe una Ley Orgánica de Educación que promueve la inclusión de los niños con dislexia; y a pesar de que muchas Comunidades Autónomas han desarrollado esa Ley a través de decretos que amparan a los alumnos con trastornos específicos del aprendizaje, “luego todo queda siempre en papel mojado”.

Y queda en papel mojado fundamentalmente para Salas por la falta de recursos y de inversión que impiden la formación y la sensibilización de los equipos directivos y los docentes de los centros públicos. “Existe profesorado consciente de este problema y que se forma, se asesora y trabaja codo a codo con las familias, pero luego hay otro grupo que por falta de formación más que de voluntad, no tienen esa sensibilidad hacia el problema. Porque una cosa es saber qué es la dislexia y otra entenderla. Cuando tú la entiendes y te pones en los zapatos del alumnado con dislexia es cuando se te activa otra mirada y comprendes que un niño no puede acceder al aprendizaje si no tiene unas adaptaciones metodológicas o de acceso”, sostiene.

Y esas adaptaciones no significativas, recogidas en la propia Ley, como leer las preguntas del examen una a una en voz alta, dar más tiempo para responderlas, tener más en cuenta en los alumnos con dislexia el contenido de sus respuestas que las faltas de ortografía, que son un síntoma de su trastorno del aprendizaje, o no poner dos exámenes el mismo día, se están aplicando ya, según la fundadora de Disfam, por parte de muchos profesores. El problema, para Salas, es que existen directores de centro y maestros sensibilizados, “pero no hay una línea, una normalización que permita decir que un colegio es inclusivo con los niños con dislexia, algo a lo que tampoco ayudan las dinámicas que existen de profesores y orientadores itinerantes, porque dificulta el que pueda haber un centro con unas bases sólidas”.

El resultado es que es difícil encontrar colegios e institutos públicos que sean referentes por su política de inclusión educativa con los niños con dislexia y otros trastornos del aprendizaje, lo que lleva a muchos padres a hacerse “la pregunta del millón”: ¿A qué colegios podemos llevar a nuestros hijos?

Autoestima por los suelos

Y “la pregunta del millón” suele surgir porque un niño con dislexia lo pasa mal en un centro en el que no se hacen las adaptaciones necesarias para su completa inclusión educativa. Sienten que no pueden alcanzar el ritmo de sus compañeros y cargan muchas veces con el estigma de “tontos”, lo que supone también una merma en su autoestima. Lo explica la propia Luz Rello en su libro, cuando cuenta cómo descubrió a Marie Curie, cómo soñó ser como ella, y cómo se avergonzó de su propio deseo “porque en el fondo ya sabía que yo no era lo suficientemente inteligente para llegar a serlo”.

“Desgraciadamente este sentimiento es bastante habitual en los niños y niñas cuando llegan a nuestro colegio, han estado mucho tiempo comparándose con los demás compañeros y han podido ver desde pequeños que ellos aprendían y olvidaban las letras, que no leían ni escribían como sus compañeros, sino que leían más despacio y escribían con muchas faltas de ortografía. Y todo este sufrimiento lo han ido arrastrando, muchas veces en silencio y afectando a su autoestima”, sostiene Elena Aloy, directora del colegio El Brot (Barcelona), un centro concertado que surge de la Fundación Pedagógica homónima, creada para dar soporte a los alumnos que padecen trastornos del aprendizaje, principalmente dislexia.

Algo parecido observa con cada alumno que viene rebotado de otro centro Carlos González, jefe de estudios del colegio privado Nuevo Velázquez, un centro de referencia en Madrid en la educación de niños con déficit de atención con o sin hiperactividad (TDAH) y dislexia. “Estos niños en un momento dado han hecho un gran esfuerzo, no han sacado los resultados esperados, y hacen un razonamiento muy lógico: si estudio y no obtengo resultados, para qué voy a estudiar. Así que es una bola que empieza siendo pequeña, pero que poco a poco crece y que deriva en problemas de autoestima y motivación”.

¿Y cómo se siente un niño que viene de una experiencia así al entrar en un cole que les apoya y comprende sus limitaciones?, preguntamos a la directora de El Brot. Poco a poco van levantado la cabeza, la espalda, empiezan a mirar de frente y a la vez entienden que ellos también pueden aprender, aunque sea de diferente manera. Terminan creyendo en sus posibilidades, en sus capacidades y se muestran muy motivados por la etapa escolar que les toca vivir”, responde.

Adaptaciones significativas, refuerzo positivo e implicación de las familias

Uno de los aspectos que llaman la atención de estos colegios especializados en la inclusión educativa de niños con dislexia y otros trastornos del aprendizaje es la baja ratio de alumnos por clase. En el caso del colegio Nuevo Velázquez tienen 15 alumnos por aula, un número que según su jefe de estudios consideran en el centro que “es lo suficientemente amplio como para que los niños tengan sensación de grupo y lo suficientemente reducido como para trabajar de una manera muy personalizada con los alumnos, lo que nos permite entrar con profundidad en las peculiaridades de cada uno de ellos”.

No obstante, tanto González como Aloy consideran que el de la ratio no es el aspecto fundamental ni un factor único que explique la implicación de estos centros. Una opinión que refrenda Araceli Salas, para quien el hecho de que haya maestros en la escuela pública que implantan adaptaciones para ayudar a los niños con dislexia aun teniendo 24 o 25 alumnos “demuestra que es posible. Lo que falta es sensibilización y voluntad. Y formación para saber cómo hacerlo”.

“Es importante contar con un profesorado sensibilizado en el respeto a su individualidad con adaptaciones específicas y que aplique nuestra metodología flexible que permita y trabaje a distintos ritmos y niveles”, concede Elena Aloy, que añade que el objetivo del centro es crear un entorno favorable “para potenciar sus habilidades, capacidades y su autoestima”. Para ello en El Brot han prescindido de los libros y han adaptado la metodología Decroly, priorizando la motivación del alumno, los aprendizajes útiles para la vida y una reorganización del currículo con una globalización de los aprendizajes a partir de los centros de interés. “El objetivo de la educación que impartimos en nuestro colegio es que nuestros alumnos con dificultades específicas de aprendizaje puedan integrarse en el futuro en una sociedad competitiva y no tengan un sentimiento de frustración ni baja autoestima”, afirma.

En el colegio Nuevo Velázquez, por su parte, sustentan su trabajo con los niños con dislexia en cinco puntos clave. Por un lado, en el refuerzo de la autoestima y la motivación. En segundo lugar, en el aprovechamiento máximo del tiempo de estancia en el colegio. “Lo que ocurre con niños con dislexia es que el tiempo que pasan en el colegio lo aprovechan muy poco, lo que les supone hacer un esfuerzo extra muy grande cuando llegan a casa. Por eso vemos fundamental que el esfuerzo de aprendizaje se haga en el colegio a través de una metodología muy práctica, con mucha interacción con el profesor, con trabajo de tiempo extra en biblioteca”, sostiene el jefe de estudios.

En tercer término aparece el trabajo de técnicas de estudio. En cuarto lugar el refuerzo positivo, el destacar aquello que hacen bien, algo “que funciona muy bien en estos niños porque les hace sentir importantes”. Y, por último, un aspecto esencial, la comunicación “constante y fluida” con los padres y con los profesionales que trabajan con los niños. “Trabajamos de una manera muy artesanal, contando a la familia absolutamente todo lo que ocurre en el centro, y pedimos además que todo lo que ocurre en casa, todo lo que preocupe a los padres, nos lo trasladen. Planteamos una comunicación de ida y vuelta”.

Y es que las familias son un pilar fundamental. Así lo ven también en El Brot, donde tras largos caminos de tratamientos y terapias se encuentran con familias “cansadas, derrumbadas y desmotivadas hacia la respuesta que les ha dado el sistema educativo”. Padres que, como explica Elena Aloy, han tenido que hacer “de maestros particulares, de entrenadores para motivar a los niños y en muchos casos no han podido hacer solo de padres, por lo que piensan que han fracasado en su labor. Nosotros tenemos que sacar esta culpabilidad que todavía los limita más. Cuando un alumno comienza a levantarse contento para venir por la mañana al colegio ya mejora el bienestar de las familias y esta es una de nuestras metas principales”.

Medidas no significativas de las que se benefician todos los alumnos

Para Carlos González, jefe de estudios del Colegio Nuevo Velázquez, es importante que los niños que acuden a su centro “no se sientan estigmatizados, que no tengan la sensación de llegar a un colegio especial. Nuestro colegio es totalmente normal, pero con una sensibilidad especial a alumnos con este tipo de dificultades”.

Por ello, las medidas no significativas que se pueden adaptar en un aula para lograr la inclusión de los niños con dislexia (leer las preguntas en voz alta, dejar más tiempo para responder o prestar más atención al contenido de una respuesta que a las faltas de ortografía) tampoco deberían ser un motivo de estigma. Así lo defiende Araceli Salas: “Hay que estandarizar y normalizar estas medidas. Que llegue un momento en que igual que nadie cuestiona que si un niño lleva gafas está en ventaja respecto a sus compañeros, nadie cuestione tampoco que haya adaptaciones para el alumnado con dislexia”.

Entre otras cosas porque de esas adaptaciones, según los expertos, se benefician no solo los alumnos con dislexia, sino también el resto de compañeros. “Absolutamente todo lo que se plantea para alumnos con dislexia es perfectamente aplicable para alumnos que no tienen este trastorno del aprendizaje. Todos los alumnos se benefician de esas adaptaciones. Para los niños con dislexia estas medidas son fundamentales, pero para el resto también son convenientes”, concluye González.

 

https://elpais.com/elpais/2018/11/22/mamas_papas/1542878237_610127.html

A Carles López (Manacor, Mallorca, 1996) no le gusta que le digan que es un referente ni está de acuerdo con que le llamen joven del futuro. Prefiere ser un joven del presente, capaz de cambiar hoy lo que no funciona bien en la educación para asegurar un mañana mejor. A punto de terminar sus estudios de Derecho y Ciencias Políticas, en la Universidad Pompeu Fabra, su día a día poco tiene que ver con el de sus compañeros de clase. A los 13 años decidió meterse por primera vez en una organización de su instituto y, desde entonces, no ha dejado de avanzar en el camino de la participación estudiantil. Actualmente preside la Confederación Estatal de Asociaciones de Estudiantes (CANAE) y es miembro del Consejo Escolar del Estado, el principal órgano de representación de la comunidad educativa, desde el que ha participado en las negociaciones del fallido pacto por la educación.

“Me preocupa que la educación se esté utilizando de nuevo de forma partidista. Necesitamos que el partido que esté en el Gobierno sea valiente en su política educativa, que esta sea consensuada y de verdad cuente con la gente que está en las aulas”, dice en un descanso del evento GeneradorES, una iniciativa organizada por Coca-Cola que hace dos semanas reunió en Madrid a 25 jóvenes punteros con una tarea pendiente: idear soluciones para los grandes retos de futuro que afronta España. Y aunque el perfil de López pueda parecer atípico para un joven de 22 años, hay algo a lo que responde igual que muchos de sus compañeros de generación. ¿Qué hará cuando termine la universidad? “La verdad es que todavía no lo sé”.

Pregunta. ¿La voz de los estudiantes se escucha lo suficiente?

Respuesta. Entiendo la educación como un proceso integral en la formación de las personas y eso incluye una educación participativa y en valores. En nuestro entorno europeo, se enseña a participar, se enseña cuál es el marco normativo, qué canales de participación hay… Tenemos que incluir en nuestro sistema la formación para la participación. Y la representación estudiantil no es solo como un mecanismo de representación y de transmisión de ideas, también es un proceso formativo. Yo lo digo claro: he aprendido más en participación estudiantil y en política juvenil que en la universidad.

P. ¿Qué nos falta para fomentar esa participación entre los alumnos, a todos los niveles?

R. La gran revolución pendiente de este país es la educación. Debemos avanzar hacia un sistema educativo mucho más integrado en la formación de los estudiantes. Europa ya nos dice que nuestros currículos son demasiado extensos, que no se concretan en lo que queremos y que no forman de manera integral al estudiante. Tenemos que empezar a formar en competencias y una de esas competencias es la participación y el espíritu crítico. Hay muchos estudiantes que quieren participar. En CANAE hemos coordinado el trabajo para el pacto educativo en el Congreso y en el Consejo Escolar del Estado, y cuando íbamos a los centros y preguntábamos a los alumnos por qué no participaban, por qué no decían las cosas que no les gustaban, ellos respondían: “Porque nadie me ha enseñado, porque yo no sabía que eso se podía hacer”. Eso es un déficit del proceso formativo. Para mí, es tan importante aprender matemáticas y literatura como ser personas completas y activas. Y aquí debemos dar un salto cualitativo en la participación de la infancia, el futuro de la ciudadanía activa pasa por involucrar a las personas cada vez más jóvenes.

P. Habla de la educación como una revolución pendiente en España, ¿qué es lo que la frena?

R. El pacto educativo debería ser la gran prioridad, necesitamos un acuerdo que dé estabilidad a la educación. También creo que la prioridad del sistema educativo debería ser que nadie se quede fuera. Cuando me dicen que el quintil más pobre tiene cuatro veces más posibilidades de quedarse fuera de la ESO que el quintil más rico, pienso que algo estamos haciendo muy mal con la desigualdad en nuestro país. Estamos dejando fuera a muchas personas y no son los estudiantes los que fallan, falla el sistema. A todos ellos, el sistema educativo les está condenando a tener muchas menos oportunidades. Y esto es de inicio, hay un sesgo que no deja que mucha gente tenga las mismas oportunidades. Pero estoy convencido de que se puede equilibrar equidad y calidad.

P. ¿Es una cuestión de más recursos o de que se necesita rediseñar el sistema educativo desde la base?

R. Se necesitan más recursos y son importantes, llegar al 4 o el 5% del PIB es importante. Pero la prioridad es una reforma de la estructura del sistema educativo y una priorización de la educación como política de Estado. El año pasado comparecí en el Congreso por el pacto educativo y allí dije a los partidos que el mayor riesgo era que utilizaran la negociación para sus intereses partidistas y que no se llegara a un acuerdo. Al final es lo que pasó. Pero si la educación no se toma como una prioridad, va a seguir haciendo jóvenes que se queden fuera del sistema educativo, vamos a seguir sin formar personas integrales, vamos a continuar sin mejorar la formación docente…

P. ¿Qué prioridades hay en ese rediseño del sistema?

R. Es necesario incluir criterios de equidad en la educación, el primer punto que tenemos que atajar es la segregación en el acceso. Después, debemos atacar también las diferencias socioeconómicas y dar una atención más especializada a los estudiantes; la sociedad es plural, por lo que hay que entender la educación también como un proceso de formación plural. Lo que me da rabia es que hay muchos temas en los que los partidos se podrían poner de acuerdo: en formación del profesorado están de acuerdo, en innovación educativa están de acuerdo, incluso en temas de equidad están de acuerdo. ¿Por qué no se llega a estos pactos? Porque lo que yo llamo la espuma del debate (la lengua, la religión, incluso la financiación en cierto punto…) no deja avanzar.

P. ¿Qué es lo que más preocupa a los estudiantes?

R. Tenemos dos preocupaciones. La primera son las personas que se quedan fuera, que haya estudiantes que no se sienten comprendidos por el sistema educativo. Y la segunda es que no recibamos una educación de calidad. Por ejemplo, que un estudiante no vea la FP como una opción válida es un fracaso del sistema educativo y de la sociedad en su conjunto. Tenemos un modelo de FP que va por buen camino y muchos ciclos tienen tasas de empleabilidad más altas que la mayoría de los grados universitarios. La FP es una opción de calidad, pero la cifra de matriculados es muy baja. El hecho de que haya estudiantes que quieran estudiar FP y no elijan esa opción porque la sociedad les dice que no lo hagan es un error. Ese es un estudiante que probablemente vaya a ir a la universidad y abandone. O que ni siquiera termine bachillerato.

P. ¿Los estudiantes tienen información suficiente para en bachillerato decidir cuál va a ser su futuro profesional?

R. Es evidente que los procesos de orientación deben cambiar. Tienen que empezar antes e ir más allá de una prueba en la que te digan lo que se te da bien o lo que te gusta. Sin un proceso de orientación, la gente va a equivocarse cuando elija qué estudiar. A eso se le añade otro problema y es que no sabemos reconocer que nos hemos equivocado, por ejemplo, de grado en la universidad por la presión que tenemos y porque la sociedad cree que cambiar de opción es un fracaso. Si no damos el valor añadido a la educación en todo su ámbito, no podremos avanzar como sociedad.

P. A la universidad se le achaca que no es capaz de preparar a los jóvenes para lo que demanda el mercado laboral, sobre todo en este momento de revolución digital, en el que las habilidades que se piden cambian a una velocidad vertiginosa. ¿Cuáles son los principales problemas de la educación en los niveles superiores?

R. El primero es la visión que tiene de la FP. Se ve como algo subsidiario a la universidad y eso ralentiza nuestra capacidad como sociedad para avanzar. Provoca que muchos jóvenes se queden fuera y que otros estudien lo que no quieren. Es necesario revalorizar la FP como opción igual de válida que la universidad. Hay otro problema: la educación superior va a necesitar un cambio para adaptarse a las nuevas realidades. La universidad posiblemente sea uno de los ámbitos de la enseñanza que más rápido tendrá que cambiar, no solo por las nuevas tecnologías sino por el cambio social que se está produciendo: no entiendo, por ejemplo, que en las universidades no se den conceptos de feminismo. Si la universidad no es agente de cambio para los jóvenes, la sociedad seguirá atascada en términos antiguos.

P. Los jóvenes que ahora salen de la universidad, ¿sienten que están preparados para afrontar el salto al mercado laboral? ¿Creen que tienen las herramientas suficientes?

R. La verdad es que no. Y ahora parece que si no haces un máster, no has terminado el grado. Me preocupa que se vea el máster como una continuación del grado porque mucha gente no podrá hacerlo y porque ya se ha perdido el valor de los másteres. Ojalá que cualquiera pueda trabajar en lo que le guste cuando termine su grado, pero sabiendo que los puestos de trabajo son limitados, creo que la universidad debe dar un paso más allá hacia la practicidad de los contenidos, como ya están haciendo muchas universidades en el ámbito europeo. En España es una tarea pendiente.

https://elpais.com/economia/2018/10/29/actualidad/1540828389_037187.html

¿Pensando en viajar en Navidad con niños?. Pues aquí vas a encontrar nuestra renovada selección 2018 de destinos recomendados. Y es que la Navidad 2018 que aparece ya en el horizonte es una nueva oportunidad para darse un garbeo por esos mundos. No importa si eres un fan de Papa Noel o prefieres a los Reyes Magos, te sigues emocionando con los villancicos o…eres de los que piensas que tanta felicidad junta no puede ser buena.

Diciembre es una de los mejores momentos del año para viajar. Si te llega el presupuesto para darte un gustazo y salir a descubrir nuevos horizontes aquí tienes una cuidada selección de propuestas. Eso sí, no te duermas: busca, compara y reserva tus alojamientos y vuelos con suficiente antelación. Feliz Navidad…viajera!

1. El Pirineo de Huesca…en Busca del Yeti!

Al parecer bigfoot, el mítico hombre de las nieves ha sido visto recientemente en las montañas del Pirineo aragonés. Estas Navidades y Fin de Año 2018 Familias en Ruta y Planeta 40 te proponen formar parte de una misión especial para desentrañar el misterio acompañados de otras familias en ruta.

La última semana de Diciembre  los afortunados integrantes de este original Winter Family Camp irán en En Busca del Yeti con alojamiento base en Jaca para darle la bienvenida al 2019 como se merece.

 

Buen ambiente y risas aseguradas. En busca del Yeti es un nuevo encuentro para que las familias con niños crezcan y se diviertan con multitud de propuestas de juegos en la nieve, excursiones, patinaje en la pista de hielo de Jaca, talleres para adultos, niños y toda la familia, juegos de interior, espectáculos, buena cocina y…una Cena y Fiesta de Fin de Año para darle la bienvenida al nuevo año 2019 como se merece. No te descuides, las plazas son limitadas.

2. La Cerdanya catalana

Dividida entre la Alta Cerdanya (parte francesa) y la Baixa Cerdanya (parte española) esta comarca del Pirineo catalán es todo un destino clásico de montaña que atesora un número remarcable de cantidad y calidad de estaciones de esquí familiares entre las que destacan La Molina y Les Angles,

Navidad con niños

la Molina

Llamada la Suiza catalana por la fotogenia de sus encantadores pueblos de piedra y sus paisajes de gran belleza donde pastan las vacas en la Cerdanya encontréis alojamientos familiares para diferentes presupuestos como son el Cerdanya Eco Resort & Spa, el Hotel GuitartAlberg Ridolaina, el Alberg la Bruna y, en la parte francesa, el Chalet Ma Noou con piscina interior climatizada. Todos ellos ofrecen cena y celebración especial de Fin de Año.

Además del esquí, los trineos o las raquetas de nieve en la Cerdanya hay un montón de excursiones posibles, balnearios, visitas a queserías y propuestas culinarias delicatessen que la convierten en uno de nuestros destinos predilectos en cualquier época del año donde no puede faltar una visita por el centro peatonal y comercial de Puigcerdà, su capital. Puedes consultar aquí todos nuestros planes para disfrutar la Cerdanya con niños.

3. Sierra Nevada y Granada

Una opción perfecta para viajar en Navidad con niños es Sierra Nevada una estación de esquí que figura destacada en nuestra selección de mejores estaciones familiares de Europa.

Sierra Nevada es una de las mejores estaciones invernales españolas y la más meridional de Europa, lo que la convierte en un lugar único para disfrutar de la nieve en todas sus facetas con más de 100 kilómetros de pistas y el mayor desnivel de España (1200 metros).

Además de un montón de actividades navideñas especiales Sierra Nevada ofrece su habitual zona para debutantes, montaña rusa, pista de trineos, mini-motos de nieve, un parque de hielo y una zona de esquí especial para niños llamada Dreamland, con 4 cintas transportadoras para que los niños aprendan a esquiar, sin riesgo alguno.

.

Asimismo, tanto en la zona baja de Pradollano, como arriba en Borreguiles, existen sendas guarderías de nieve para niños hasta 8 años, en los que podrán pintar, jugar y pasarlo en grande. Puedes consultar aquí alojamientos en Sierra Nevada. Ya los veréis, tanto Papa Noel como los Reyes Magos no se lo pierden nunca!

Como complemento perfecto de Sierra Nevada se encuentra Granada un destino perfecto en Navidad, donde podréis disfrutar de todo el esplendor de esta encantadora capital andaluza repleta de lugares históricos, que en estas fechas se engalana e ilumina sus mercados navideños y su famosa ruta de belenes, las campanadas de Nochevieja en la Plaza del Carmen y su espléndida Cabalgata de los Reyes Magos. Puedes consultar nuestros 15 planes recomendados para disfrutar Granada con niños.

.

4. Andorra, el país de los Pirineos

En Andorra con niños: montañas y valles patrimonio de la humanidad, imponente naturaleza con dos parques naturales declarados y espectaculares paisajes. Deportes y turismo de aventura. Cultura, museos y un patrimonio de 44 iglesias románica fruto de una historia de más de mil años que hunde sus raíces en tiempos de Carlomagno.

.

 

Estaciones de esquí de referencia europea con más de 300 kms esquiables, rutas de senderismo. Complejos termales y una amplia gama de alojamientos conjugada con una tradición y una oferta comercial de calidad todo ello con una ubicación geográfica estratégicamente situada entre Francia y España. Un destino  familiar que nunca falla y del que puedes saber más en Andorra con niños, completa guía para viajar todo el año al país de los Pirineos.

.

5. Capitales españolas

Sin ir más lejos. Norte y Sur. Cada una con su propia personalidad. En España hay capitales sobradas de motivos para una escapada que ofrecen la mejor de sus caras durante las fiestas navideñas celebrando mercados tradicionales y exhibiendo modernos centros comerciales, paradas con juguetes, dulces y especialidades locales, actividades lúdicas o incluso pistas de hielo especialmente pensadas para las familias en estos días que nos transportan a la infancia.

Navidad en familia

‘Cagatiós’ en la Fira de Santa LLúcia de Barcelona

Para preparar y sacarle todo el partido un merecido cambio de aires aprovechando el Puente de Diciembre, Año Nuevo o Reyes Magos puedes consultar alojamientos y un montón de planes con niños en nuestras entradas sobre MadridBarcelonaMallorcaSevillaValenciaAlicanteCórdobaGranadaMálagaSan Sebastián- DonostiaBilbao-BilboPamplonaTenerife o Gran Canaria. Seguro que a tu colección viajera le falta más de una. El único problema será…¿por cual decidirse primero?

6. Una de balnearios y spas !!

Cuanto más frío mejor! Pocos planes invernales son más apetecibles que imaginarte flotando en agua termal a 34ºC mientras escuchas el ruido de una cascada y algo después recibiendo un masaje. Los balnearios son una opción tan lúdica como divina para disfrutar de la Navidad con niños.

En algunos spas y balnearios hay espacios creados especialmente para los peques como piscinas especiales con juegos, por ejemplo. En otros hasta ofrecen masajes para niños. En algunos balnearios los niños pueden usar todas las instalaciones sin restricciones, y hay otros en que deben acotarse a una franja horaria.

Afortunadamente en España hay cada vez más balnearios y Spas con instalaciones y servicios donde las familias con niños son bienvenidas para alojarse y disfrutar de sus actividades y tratamientos. Puedes consultar toda la lista de balnearios recomendados en nuestra selección de balnearios para ir con niños.

7. Budapest mágico

La perla del Danubio es una de las tres capitales imperiales de Centroeuropa junto a Praga y Viena que desde hace unos años no deja de atraer a turistas habiéndose ganado el derecho a ser considerada una de las escapadas city break más deseadas de Europa con un montón de posibilidades para todas las edades.

Particularmente recomendable para viajar en Navidad con niños. Por su ambiente único y entrañable. Una gran capital de tamaño humano, sin aglomeraciones ni precios abusivos, Budapest es una ciudad amable, llana en casi todo su trazado e ideal para recorrer con cochecito o bicicleta. Con el Danubio y la Embassy Avenue como arteria principal de referencia no resulta demasiado difícil orientarse entre sus anchas avenidas y su precioso centro histórico.

La Navidad con niños en Budapest brilla como nunca y es un acierto seguro. Además de sus célebre edificio del Parlamento, sus balnearios el Circo clásico, la pista de patinaje y el mercadillo del Varosliget Park el grueso del ambiente navideño está en el centro histórico con dos principales e imperdibles mercados: el Vorosmarty Square Market y Budapest Basilica Market donde tiene lugar un pase continuo de vistosas proyecciones sobre la catedral.

Otra pista de patinaje navideña muy popular entre las familias locales está en el Budapest Whale Winter Festival que tiene lugar junto al Danubio con un montón de actividades y zona cubierta que también es ideal para pasar Fin de Año en Budapest. Puedes consultar aquí nuestra selección de planes para disfrutar Budapest con niños.

8. Londres en Christmas Time

Si hay un destino deslumbrante donde las palabra Christmas y Santa Claus cobran todo su sentido es Londres, una ciudad que se engalana y transforma por Navidad añadiendo infinidad de atractivos a su ya de por sí variada oferta. Tan solo pasear bajo la portentosa iluminación de kilómetros de las calles de su amplio centro comercial por estas fechas ya es un auténtico regalo.

Go ice skating in London. Foto © Visit London

Vade retro consumismo! Como planes navideños destacados en la capital británica podemos señalar un paseo desde el árbol gigante de Trafalgar Square hasta el Leicester Square Christmas Market. Otros mercados navideños son los de Southbank CentreGreenwich MarketKingston Christmas Market o el Winterville Christmas Market aparte de los mercados callejeros de todo el año como son Portobello Road (sábados), Camden (todos los días) y Brick Lane (domingos).

En estas fechas no puede faltar una visita a su animado Winter Wonderlnad Park, el famoso parque temático navideño abierto hasta el 5 de Enero que cuenta con su gran noria de 60 metros de altura y la espectacular pista de patinaje sobre hielo al aire libre.

Imposible condensar todo lo que puede dar de sí una escapada a esta capital portentosa. Para descubrirlo y planificar tu viaje mejor te das una vuelta por nuestra selección de planes para no perderse en Londres con niños.

9. París y Disneyland…oh là là!

Otra alternativa perfecta para viajar en Navidad con niños. La capital gala ha sido, es y será siempre una metrópolis de referencia a nivel mundial formando parte de de los destinos turísticos imprescindibles de Europa a los que siempre vale la pena volver (o descubrir si es que todavía no lo has hecho).

Navidad con niños

Mais oui, c’est París!

En la Navidad con niños en París nos esperan sus avenidas espectacularmente iluminadas, mercadillos gourmets navideños y pistas de patinaje además de sus planes posibles como pasear por el barrio de Montmatre, una visita a la célebre Catedral Notre Dame, perderse por Marais y el barrio judío de Pletzl, dejarnos sorprender por la vanguardista arquitectura del Centro Pompidou, jugar en los parques del Jardín de las Tuileries, marcarse un crucero por el Río Sena, subir a la Tour Eiffel, descubrir la Cité des Enfants, ir a saludar a la Mona Lisa al Museo del Louvre y/o ver marionetas en el Parque de Luxemburgo mientras nos comemos un croissant de verdad. Consulta nuestros planes recomendados en París con niños.

Disneyland París engalanado para la Navidad

La combinación perfecta de París con niños es Disneyland París. El parque temático más visitado de Francia despliega todos sus encantos en Navidad brillando más que nunca con sus aventuras, cuentos clásicos y sueños ilusionantes en forma de espectáculos, desfiles y animaciones. No te olvides que junto a Disneyland se encuentra el Waltdisney Studios. La mejor manera de economizar es a través de un paquete vacacional o estancia en sus hoteles oficiales que puede contratarse directamente en la web de Disneyland París.

10. Bruselas, la dulce capital de Flandes

Bruselas, capital y corazón de Europa, bien comunicada y todo un cruce de caminos y culturas como son la francófona, la neerlandesa y muy cerca, la alemana. Cara y cruz: los días laborables la ciudad está tomada por los sesudos funcionarios de la UE, cuando llega la fiesta muestra su lado más lúdico y bon vivant.

Además de adentrarse en las entrañas del Atomium y de su colorida afición por el cómic en Bruselas nos esperan las 250 paradas del gran mercadillo navideño de la Grand Place (una de las plazas más bellas de Europa) y la Place de Sainte Catherine, pistas de patinaje sobre hielo, bombonerías para pequeños y grandes gourmets, palacios, norias gigantes, fuegos artificiales….los viajeros que se acerquen a la capital tanto de belga como de la región neerlandesa de Flandes durante el mes de Diciembre tendrán la ocasión única de vivir una estancia con todos los ingredientes del espíritu navideño.

Navidad con niños

La Navidad en Gran Place. Foto © Visit Brussels

Alojados en Bruselas a un radio menor a dos horas de tren se puede llegar cómodamente a ciudades de Flandes que amenazan con derretirse…de bonitas! como la vanguardista Amberes y las elegantes GanteLovaina y Malinas y por supuesto la bella Brujas que por estas fechas celebra cada año su festival de esculturas de hielo.

Todas las con mercadillos navideños, canales y ese toque entrañable de casa de muñecas centroeuropeo que desprende aquí la Navidad acompañado con una oferta gastronómica de caerse para atrás con algunas de las mejores cervezas del mundo, mejillones con frites y mucho y buen chocolate belga, entre alguna de las exquisiteces del destino.

11. Hoteles para contemplar auroras boreales…

Para la mitología vikinga las auroras boreales eran el vestido de las vírgenes guerreras valkirias. Sin duda experiencia de contemplar auroras boreales tiene su mística y ha sido definida a menudo como fascinante por todos aquellos que han tenido la suerte presenciarlas siendo descritas como algo así como como un despliegue de serpenteantes halos de colores, diseños y formas que alumbran el cielo nocturno, en otoño e invierno, bajo un arco iris de luz que tiene una duración de entre unos breves segundos a varios minutos.

Viajar en Navidad con niños

Artic Tree House, Laponia finlandesa

Un fenóneno así merece un alojamiento a su altura. Así que no podía faltar esta propuesta en esta selección de destinos de ensueño para viajar en Navidad con niños y no nos importaría poder contemplar unas cuantas auroras boreales al menos una vez en la vida desde alojamientos tan alucinantes situados en el Círculo Polar Ártico como son el Artic Tree House (Finlandia), Kakslauttanen Arctic Resort (Finlandia), el ION Adventure Hotel (Islandia), Svinøya Rorbuer (Noruega) en la habitación eagle view suite del Iso Syöte Hotel (Noruega) o el no-tenemos-palabras-para describir el Arctic Bath in Harads (Suecia). Porque soñar es gratis pero lo mejor de todo es que a veces los sueños también se cumplen.

12. La Casa de Papa Nöel en la Laponia finlandesa

Desde hace años Laponia finlandesa es un destino clásico para viajar en Navidad con niños, especialmente los más grandecitos. La tierra donde Papa Nöel se siente como en casa y no es de extrañar pues la tradición popular que le dio nacimiento es propia de estas tierras tan frías como bellas, las más septentrionales de Europa, en pleno Círculo Polar Ártico.

Más navideño no se puede. Foto © Santa Claus Village

Entre bosques nevados, ríos de hielo y auroras boreales que iluminan el cielo, se encuentra Rovaniemi, la ciudad de Papá Noel. Pero aquí no sólo podremos abrazar a este adorado personaje, sino que existe la posibilidad de realizar montones de actividades con nuestros hijos e hijas con verdadero sabor tan navideño como aventurero.

Se puede visitar el parque de perritos Huskies, hacer excursiones en motos de nieve o en trineos tirados por renos, tomar algo caliente entre las divertidas esculturas de nieve del Snowman World y, sobre todo, visitar Santa Park, donde los elfos preparan sin descanso la Navidad mundial.

Es perfectamente posible montarse el viaje por cuenta propia (mira aquí). Empieza por mirar y comparar vuelos y alojamientos en Rovaniemi.

Acuérdate de llevarte un buen abrigo! Laponía en invierno no deja indiferente asegurando un montón de emociones envueltas en nevados bosques donde obviamente no faltará el plato fuerte la visita durante todo un día a la Santa Claus Village en Rovaniemi, capital de Laponia, la residencia de Papa Nöel cuando no anda por ahí jugándose el tipo escalando por las chimeneas de medio mundo.

13. Las Islas Canarias, entre playas y volcanes 

Siempre nos quedarán las Islas Canarias, ese paraíso subtropical perfecto para huir de los rigores invernales de la Europa continental. Paisajes volcánicos de gran belleza salpicados con vegetación tropical cómo cuyo máximo refinado ejemplo podrían ser los célebres Jameos del Agua, un gran laberinto de cuevas y tubos volcánicos en el noroeste de Lanzarote.

Declarada Reserva de la Biosfera por UNESCO Lanzarote es un referente mundial de la arquitectura natural donde se encuentran varios parques naturales y espacios protegidos de gran valor ecológico. En esta isla tendreis la oportunidad de recorrer rutas tan interesantes como la Ruta de los Volcanes del Parque Nacional de Timanfaya recorrerla tanto a pie o a caballo como en bicicleta a través de paisajes que tocan el alma.

Finca Arrieta, Lanzaorte con niños

Eco Finca Verde Arrieta, Lanzarote

La isla de Lanzarote lleva ya unos cuantos años volcada totalmente con el turismo así que la oferta para alojarse en Lanzarote con niños es extensa y adecuada para todos los gustos y bolsillos.

.

En Lanzarote una buena cantidad de hoteles donde las familias con niños son bien recibidas y que cuentan con todos los servicios y comodidades para que los más pequeños de la casa disfruten de sus vacaciones. Los hoteles de la cadena H10 con sus hoteles H10 Rubicón PalaceH10 Suites Lanzarote Garden y H10 Lanzarote Princessel Iberostar Lanzarote Park o el Hesperia Lanzarote en las zonas de Playa Blanca, Puerto Calero o Costa Teguise son un buen ejemplo de ello. Sin duda si hablamos de Lanzarote con niños también merece destacarse el Hotel Dream Gran Castillo Resort.

.

Si por el contrario queremos estar alejados de la costa y vivir una experiencia rural podremos elegir entre un buen número de alojamientos y villas privadas en el interior de Lanzarote. Como alojamiento singular os podemos recomendar la propuesta glamping de Eco Finca Verde Arrieta con alojamiento en yurtas mongolas.

Pero hay mucho más. Además de un montón de planes en Lanzarote con niños otros destinos en las Islas Canarias de los que hemos hablado son Gran CanariaFuerteventuraLa Palma y Tenerife con niños. Y esta vez en vez del abrigo…no te olvides de los bañadores!

14. Marruecos fascinante, Norte y Sur

Perfecto para viajar con niños en Navidad y tan cercano como exótico. Marruecos es un destino imprescindible para cualquier viajero que se precie. Para todos aquello con ganas de disfrutar un país que adora a los niños un año más os recomendamos dos estupendas opciones especialmente diseñadas para familias con ganas de una Navidad diferente.

Marruecos Sur

Coorganizado junto Viajes Marraquech un viaje en grupo especial familias con niños (entre el 27 de diciembre y el 4 de enero de 2019) a un país de cultura milenaria que transporta a la noche de los tiempos envuelta en paisajes sorprendentes. Además de conocer Marrakech y la ruta de las kasbahs el grupo se aloja en El Khorbat uno de los alojamientos más emblemáticos del turismo responsable en Marruecos.

Todos los viajeros sin importad edad podrán hacer cabriolas en las dunas del desierto, montar a camello (no hace falta licencia de conducir) y -momentazo!- recibir la visita de los pajes de los Reyes Magos de Oriente a los cuales podrán entregar personalmente su carta. Más información a través de este enlace.

Marruecos Norte:

Grupo viajero de turismo responsable diseñado especialmente para familias que promueve el contacto con la gente local. Del 28 de Diciembre al 4 de Enero de 2019 esta ruta por el norte de Marruecos descubre un mundo rural lleno de hospitalidad a través de un enfoque solidario, participando en los proyectos de turismo rural y conociendo la cultura local.

 

La ruta recorre Tetuán y la mítica medina de Chaouen (la perla azul del Rif) así  como parajes de gran belleza y autenticidad del interior que pasan desapercibidos para el turista habitual. Más información de la Ruta Solidaria a Marruecos Norte en este enlace.

15. Senegal, la puerta abierta de Africa…

Menuda ilusión! Desde familias en ruta te invitamos a participar en este viaje de turismo responsable para esta Navidad 2018, del 29 de Diciembre al 5 de Enero de 2019 y Semana Santa 2019 organizado junto a Ethnic por el sur de Senegal con niños por la región de la Casamance, una de las zonas más hermosas de Senegal y toda África Occidental.

.

.

Con esta asociación también co-organizamos exitosamente desde hace años una ruta para familias por Marruecos Norte lleva años organizando viajes a Senegal zona bajo la premisa de que esta actividad económica sea a la vez un gozo para el viajero una verdadera herramienta que promueve el bienestar y el progreso de las comunidades receptoras, la convivencia y el intercambio con la población local. Porque África no es triste!

.

..

En esta región de marcada personalidad, colores intensos y ambiente fresco nos esperan durante la época seca sus pueblos pesqueros y de interior rodeados de una frondosa vegetación tropical, arrozales y plantaciones de mangos, espléndidas palmeras de aceite, imponentes árboles como los míticos baobats y playas trufadas de cocoteros. Es por ello que la Casamance es considerada un verdadero jardín del Edén de África accesible a la vez que todavía resguardado del gran turismo de masas.

.

Acercarnos a sus poblados a descubrir la manera tranquila en la que viven, su hospitalidad y la facilidad con la que dibujan una sonrisa en su rostro mientras sus hijos se acercan curiosos a jugar con los nuestros es seguramente uno de los mayores vivencias de este viaje.

Este viaje en grupo especial familias a Senegal es una oportunidad inmejorable para viajar en familia al África negra. Disfrutando tanto de su paisaje como de su paisanaje así como de alojamientos sencillos pero con encanto, música, costumbres, tradiciones y de una deliciosa gastronomía local basada en el arroz, la yuca, el pescado, el pollo, el coco y la fruta.

Celebración de la Noche de Fin de Año!

El día de Fin de Año y tras intensa tarde visitando el poblado de Abekum de lamano de una familia local nos dirigiremos hacia el alojamiento para descansar y relajarnos después de una ducha tradicional africana y nos prepararemos para celebrar la última noche del año.

Nos dirigiremos de nuevo a casa de nuestra segunda familia senegalesa, los Diatta, para celebrar juntos y en un ambiente familiar una noche muy especial. Degustaremos Tieboudienne, Yassa…la comida tradicional senegalesa y aprenderemos de las costumbres locales. Seguidamente, haremos sonar los tambores y bailaremos al estilo Diola junto a la comunidad de este pequeño barrio. Una noche inolvidable Alojamiento ecolodge Abeukum

Todo ello en la compañía de otras familias en ruta, viajando sin prisas en un grupo en mini-bus con guía local acompañante. Porque si al menos una vez en la vida hay que acercarse a conocer África, esta es la tuya!

Fuente: https://familiasenruta.com/destinos/viajar-con-ninos-navidad/?fbclid=IwAR0ZGV1lcuf42mvkwCzVlLwc-RUTjPQjzRmT6y8VbGMhZYGMjLbS–bsy_I

.

Es preocupante que las faltas no hayan sido erradicadas de la escuela primaria o secundaria y tampoco de la Universidad.

Las oposiciones celebradas el pasado verano para ocupar 20.000 plazas de profesor de enseñanza secundaria y formación profesional arrojaron un dato preocupante: casi el 10% de los puestos quedaron desiertos por las deficientes calificaciones de los aspirantes. Parte de esta escabechina fue fruto de las faltas de ortografía y gramaticales de los candidatos a docentes, una situación que tiende a desembocar en un perverso círculo vicioso. Si quienes están llamados a impartir el magisterio cometen incorrecciones en la utilización del lenguaje, es muy probable que los alumnos las reproduzcan y perpetúen los mismos desaciertos.

Los expertos achacan la ausencia de destreza ortográfica a una deficiente dieta lectora, lo que redunda en una imperfecta expresión y una defectuosa escritura. Por el contrario, manejar los instrumentos lingüísticos de forma correcta permite transmitir ideas y pensamientos con una mayor precisión y de manera más enriquecedora. Los informes internacionales sobre comprensión lectora no dejan a España precisamente en un buen lugar. Destacan que uno de cada cinco alumnos de cuarto de primaria (entre nueve y 10 años) no se siente seguro al leer, aunque solo uno de cada 10 confiesa que coger un libro o un periódico en sus manos es algo que no le gusta.

También aluden los especialistas al impacto que en las generaciones más jóvenes tienen las distintas pantallas —desde el móvil y la tableta hasta la televisión y los videojuegos— y muy especialmente las plataformas de mensajería instantánea y las redes sociales, donde el recurso a las abreviaturas y a los términos coloquiales es una costumbre muy extendida. No ayuda a la hora de expresar conceptos con palabras atinadas el masivo empleo de emoticonos, esas representaciones gráficas que se usan en los mensajes electrónicos para aludir a estados de ánimo, objetos o acciones.

Las faltas de ortografía, que no encuentran corrección en la escuela primaria o secundaria, se reproducen a sus anchas en los ciclos superiores de enseñanza. Profesores universitarios han dado la voz de alarma ante las abundantes faltas, también de acentuación o de puntuación, en los exámenes de los alumnos. Para intentar atajar este problema es preciso que las autoridades educativas tomen conciencia de su dimensión. Incrementar las horas de lengua en primaria y elevar los niveles de exigencia son condiciones necesarias para mejorar la ortografía de los escolares, una tarea que debería apelar a a toda la sociedad, empezando por quienes tienen la misión de educar a los niños y adolescentes.

 

https://elpais.com/elpais/2018/11/06/opinion/1541526123_788643.html?id_externo_rsoc=FB_CM&fbclid=IwAR30L29RCJT-eJJvTEKSV0BERreWzKefRR9lNWCZfro6NQTBz7PNFwY4reA