Niño viendo juegos en su tablet

Hasta 14,6 millones de euros tiene que reembolsar Google Play a los padres porque hasta finales de 2012 no se necesitaba contraseña para adquirir aplicaciones.

Al igual que tuvo que hacer Apple en su día, ahora Google tendrá que reembolsar el dinero que hasta 2012 algunos niños gastaron en aplicaciones sin el consentimiento paterno, ya que la descarga no requería la introducción de  contraseñas. Por este motivo muchos niños pequeños adquirieron Apps sin saber que eran de pago ya que sólo tenían que tocarlas para poder tenerlas en segundos. Tampoco se pedía el consentimiento del titular de la cuenta asociada al móvil o a la tableta desde los cuales se descargaban las aplicaciones.

La compañía ha confirmado a la Comisión Federal del Comercio de Estados Unidos (FTC) que devolverá a los padres de los niños que adquirieron esas aplicaciones el dinero gastado en ellas hasta un total de 14, 6 millones de euros.

Google ya ha modificado el procedimiento dejando bien claro al usuario que en su cuenta se va a efectuar un cargo.

Consejos para que los niños no hagan compras no deseadas

1. Lee siempre los permisos y las condiciones de una aplicación antes de instalarla.

2. Cuidado con los mensajes y notificaciones que nos mandan algunas aplicaciones o juegos. Podemos deshabilitar la opción “Mostrar notificaciones”.

3. El idioma puede también convertirse en un problema. Algunos juegos están en inglés y nuestros hijos no saben de qué les está informando la alerta y le dan a aceptar sin entender.

4. Atención, tus hijos no sólo pueden comprar Apps sino también contenido extra como más pantallas, accesorios y vidas. La aplicación puede ser “freemium”, es decir, que es gratis pero que según vas jugando te van ofreciendo paquetes complementarios que cuestan dinero.

5. A veces por defecto, cuando metemos una contraseña para descargar una App si volvemos a entrar un rato después el sistema no nos vuelve a pedir la contraseña, y de esta manera muchos niños han adquirido contenido que pensaban que era gratuito.

6. Si tienes un problema de este tipo puedes acudir a las organizaciones que defienden al  consumidor como la OCU.

7. Cuidado con ventanas emergentes o publicidad enmascarada. Algunas comprar indeseadas se hacían mientras se ingresaba la contraseña en el market place de Apple ya que se abría una ventana en la que los niños podían hacer compras ilimitadas.

8. Si eres consciente de que se ha hecho una compra por error puedes comunicárselo a la compañía y devolverla. Tienes que acceder a su web de soporte técnico.

9. También puedes directamente deshabilitar el icono de los market places. En la configuración de tu dispositivo puedes desactivar las opciones de Instalar aplicaciones y Eliminar aplicaciones. O incluso puedes desactivar la Wifi mientras los niños tienen el dispositivo.

10. Recuerda que en las consolas también pueden comprar contenidos así que configúralas también para que se solicite contraseña. Puedes crear subcuentas para que sólo la cuenta principal pueda acceder a las compras. Búscalo en las opciones de Familia, Restricciones o Control Parental.

11. En Android debes ir a Filtro de Contenido, y seleccionar qué tipo de apps quieres que sean visibles en la tienda o puedes igualmente solicitar una contraseña para las compras.

Y recuerda siempre que te protege la ley. No se puede cobrar por una compra que no se ha autorizado.

VIA: http://www.chaval.es