Cuantas veces hemos dicho “Estás haciendo de este problema un mundo”, “no es para tanto” o “cambia la forma de pensar y se va a arreglar”…

No sabemos exactamente si esas frases han ayudado o no, pero a veces alguna actuación de los demás nos desespera y no sabemos cómo hacerles ver que una actitud tan negativa está empeora el problema, en lugar de arreglarlo.

Lo mejor que podemos hacer cuando el problema no nos atañe a nosotros es la escucha, eso nos dará la información para llegar a saber porqué realmente ese problema le afecta tanto y así, desarrollaremos la empatía en base a lo que conocemos.

Es una buena actitud respecto a los demás pero… ¿Qué pasa cuando las situación desagradable la estoy viviendo yo?

Cuando alguno de nosotros vive una situación desagradable y la afronta, de ese primer afrontamiento del problema o de ese choque inicial va a depender que lo “procesemos” mejor después.

Una vez más, va a depender claro está del apoyo social con el que contemos y de unas estrategias psicológicas que cada uno de nosotros podemos poner en marcha para lograr sufrir menos y llegar a estar bien lo antes posible.

Mujer triste apoyada en su brazo

Problemas vitales y afrontamiento

La vida golpea a veces demasiado fuerte. Si es algo inesperado, quizás todos nuestros recursos personales y espiritualesno estén preparados y no podamos enfrentar adecuadamente el dolor.

En esas situaciones aparece el estrés. Al no ser abordadas correctamente las emociones en un principio porque nos han sobrepasado, la situación de malestar puede prolongarse.

Por no saber encajar desde el principio y de forma adecuada un problema en nuestra vida, creemos que hemos perdido el control sobre él y lo analizamos muy negativamente, como si las secuelas fuesen a ser irreversibles y el daño no se pudiese revertir o aminorar.

Hemos convertido inconscientemente nuestra situación en algo peor de lo que en principio era. No pasa nada, vamos a buscar esos recursos que nos faltaron tras ese impacto inicial para hacer frente a la situación actual con mayor empoderamiento. Vamos a “desdramatizar”.

“Recuerda siempre que eres más grandes que tus circunstancias, eres más que cualquier cosa que te pueda ocurrir.”

-Anthony Robbins-

Pasos para desdramatizar un problema

Intenta:

  • Leer información veraz que deje de lado el catastrofismo.
  • Rodearte de personas que han vivido algo parecido y que ya no están afectadas por ese suceso o problema que ocurrió en sus vidas. Habla con ellas, y quédate con lo útil para ti.
  • Busca el cariño, no finjas no necesitar apoyo emocional, porque un engaño no puede mantenerse mucho tiempo y tu malestar puede salir a la superficie cuando menos te lo esperas.
  • Es el momento de la gratitudAgradece todo lo que tienes porque será el estímulo y la base donde apoyarte para levantar y seguir caminando.
  • Da un repaso a tu historia y a situaciones familiares vividas con anterioridad.Identifica qué te ayudó y qué te perjudicó para poder pasar la página por completo.
  • El tiempo es tu aliado, pero no quieras “rebobinar hacia delante”. Él tiene su ritmo para hacer que la herida cure, no se puede imponer el que nosotros deseamos, sino dejar que actúe conforme necesitamos.
  • Deja de “rebobinar hacia atrás”, de situarte continuamente en el momento anterior a que ocurriera el problema. No conseguirás nada, no cambiarás nada. Solo cuentas con este tiempo actual para hacer cambios.
  • Practica la humildad en tu vida. Vas a aprender mucho de lo sucedido solo si no adoptas una actitud arrogante o vengativa. Recuerda que superando todos estos baches, llegará un momento en el que digas que ” De tantopasarlo mal, ahora solo disfruto de la vida”.
Mujer vestido rojo mirando amanecer

De los problemas, se aprende. De los dramas no

Nadie es sabio ni vidente en esto de saber vivir bien, solo se empiezan a tener claras algunas cosas cuando ya las hemos vivido. Ahora es tu momento para sacar lecciones que te ayuden ante el próximo tropezón inevitable.

Recuerda que por mucho que corras tu verdadero yo siempre te alcanza. Así que no adoptes una actitud fingida que pronto se desmoronará.

Que esa historia pasada se adapte a tu personalidad, a tus valores a tus cogniciones a la hora de integrarla en tu mente. De esa forma, podrás continuar con su huella sin que duela y sin fingir.

Por todo ello, no caigas en el drama y el victimismo reiterativo a la hora de enfrentar tus problemas… aunque a veces quieras abrazarlos porque parecen el único alivio inmediato.Te pondrá las cosas más difíciles en un futuro, que es lo que inmediatamente a todos nos toca vivir.

“Deja de hablar y de pensar. No habrá nada que no serás capaz de conocer.”

-Sosan-

0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *