¿Eres feliz con lo qué estas haciendo en este momento? Piénsalo. Puede que te estés dedicando a un trabajo que no te guste, que te encuentres acompañado de la persona equivocada o que incluso, no estés disfrutando de todas aquellas cosas que tanto te gustan hacer poniéndote como excusa que no tienes tiempo.

Solemos vivir en automático, cargados de obligaciones y responsabilidades sin tener en cuenta nuestro bienestar personal, como el protagonista de nuestro corto. Lo único que sabemos hacer es olvidarnos de nosotros mismos. Nos hacemos invisibles y ni siquiera nos cuestionamos si estamos donde queremos estar, haciendo lo que queremos hacer, acompañados de la persona que deseamos a nuestro lado.

Espantapájaros triste

Puede que te hayas acostumbrado tanto a tu rutina, a tu día a día, que ni siquiera barajes la posibilidad de cambio. ¿Lo habías pensado? La costumbre puede ser una buena compañera por su tranquilidad, pero también tiene la capacidad de limitarnos e impedir nuestro crecimiento, tanto laboral como social o personal.

La diferencia entre costumbre y pasión

No es lo mismo dedicarte a algo por lo que sientes verdadera vocación y pasión, que a una labor impuesta, por la que no sientas el más mínimo interés. No es lo mismo estar con la persona que te hace feliz que con alguien a quien te has acostumbrado y con el que la indiferencia se ha instalado. Tampoco es lo mismo hacer las cosas por hacer, que llevarlas a cabo porque aportan un toque de sabor y color a tu vida.

Hay una diferencia entre hacer las cosas por costumbre y hacerlas por pasión. La costumbre conlleva automatismo, inercia, un no darse cuenta. La pasión conlleva vida, ganas, ilusión y color. La emoción está en la pasión y no en la costumbre. La felicidad es crear tu actitud, tu vida y tus oportunidades.

Quizás, el mundo necesite urgentemente gente que ame lo que hace, pero sobre todo tú necesitas hacer cosas que te encanten, estar con personas a las que ames y dedicarte a aquello que te apasiona. No se disfruta lo mismo, no se vive de la misma manera ni se siente lo mismo o ¿no es cierto? Ser feliz también requiere de esfuerzos.

“El secreto de la felicidad y la virtud: amar lo que uno tiene que hacer”

-Aldous Huxley-

Necesitas amar lo que haces

Necesitas que vuelva a relucir ese brillo intenso en tus ojos, necesitas que la emoción y la intensidad vuelvan a tu vida. Que la esperanza aparezca y la ilusión se una a su compañía. Necesitas amar tu día a día y todo lo que ello conlleva. Necesitas ser el motor de tu vida y poder dirigirla hacia donde tú quieras, con las personas que quieras y de la manera que mejor te parezca.

Espantapájaros feliz

A riesgo de parecer utópicos, puedo decirte que esto es posible. Se necesitan muchas ganas, mucho coraje y valentía, y una gran cantidad de pasión, curiosidad e ilusiones. Las oportunidades no llegan de la nada, tienes que salir a buscarlas y no se me ocurre otra manera que con muchas ganas de cambiar y abundantes dosis de esfuerzo para luchar por nuestros sueños.

Los resultados llegarán pero con el tiempo. Tan solo tienes que decidir querer llevar el volante de tu vida y comenzar a plantar semillas para que poco a poco den sus frutos. No te digo que será una tarea sencilla, no te digo que será una tarea sin obstáculos pero sí puedo decirte que será una de las cosas más bonitas y placenteras que llevaras a cabo en tu vida. El valor de luchar por lo que uno quiere no tiene precio.

Haz lo que amas y serás feliz

Puede que en estos momentos te suceda como al protagonista de este cortometraje en su inicio, que estés cansado y envuelto en una atmósfera de desidia e inercia, siendo infeliz y que tengas un sueño en la lista de espera, aguardando el momento perfecto para que se cumpla. Pero no existe el momento perfecto, tú creas el momento perfecto para hacer realidad tus sueños.

Sé tu el que cree la oportunidad en tu vida

¿Por qué no haces como el protagonista de este corto, que cansado de su situación decide luchar por su sueño poco a poco y consigue al fin ser feliz? Cansado de trabajar para una fábrica de alimentos prefabricados decidió dar un giro a su vida comenzando a cocinar alimentos naturales con el objetivo de cultivar un mundo mejor.

Tú también puedes hacerlo, tan solo tienes que encontrar aquello que amas e ir en su busca. Con paciencia, con esfuerzo, con coraje y valentía, pero sobre todo dejando amor en cada paso. La gente más feliz con la que me he cruzado han sido aquellas que encontraron lo qué querían hacer y decidieron ir a buscarlo.

¡Que disfrutéis del corto!

¿Qué nos hace realmente felices en la vida?

Durante 76 años una investigación de la Universidad de Harvard (Estados Unidos) ha buscado la respuesta.

El Estudio sobre Desarrollo Adulto* comenzó en 1938 con 700 hombres jóvenes, algunos de la prestigiosa universidad, otros de barrios pobres de Boston.

Y acompañó a lo largo de su vida a esos individuos, monitoreando su estado mental, físico y emocional. La investigación continúa ahora con más de mil hombres y mujeres, hijos de los participantes originales.

El actual director del estudio, el cuarto desde su inicio, es el psiquiatra estadounidense Robert Waldinger, quien también es maestro zen.

Lo importante para mantenernos felices y saludables a lo largo de la vida es la calidad de nuestras relaciones

Robert Waldinger

La charla TED que Waldinger dio sobre el proyecto, “Qué es una buena vida: lecciones del estudio más prolongado sobre la felicidad”, se volvió sensación en internet y ya fue descargada más de 11 millones de veces.

“Hay muchas conclusiones de este estudio”, dijo Waldinger a BBC Mundo. “Pero la fundamental, que vemos una y otra vez, es que lo importante para mantenernos felices y saludables a lo largo de la vida, es la calidad de nuestras relaciones“.

Conectados

“Lo que encontramos es que en el caso de las personas más satisfechas en sus relaciones, más conectadas a otros, su cuerpo y su cerebro se mantienen saludables por más tiempo“, señaló el académico estadounidense.

Dos mujeres jóvenes abrazadas

Image copyright Thinkstock

Image caption “Una relación de buena calidad significa una relación en la que te sientes seguro, en la que puedes ser tú mismo”.

“Una relación de buena calidad significa una relación en la que te sientes seguro, en la que puedes ser tú mismo. Claro que ninguna relación es ideal, pero esas son cualidades que hacen que la gente florezca”.

En el otro extremo, está la experiencia de soledad, un sentimiento subjetivo de estar menos conectados de lo que nos gustaría.

“¿Estoy haciendo cosas que tienen un significado para mí? ¿Estoy haciendo cosas que me hacen sentir que importo en el mundo? Éstas son las preguntas que nos planteamos cuando hablamos de felicidad”, señaló Waldinger.

“No hablamos de estar contentos en cada momento, porque eso es imposible y todos tenemos días, semanas o años difíciles”.

En cuanto a la fama o el dinero, “no es que sean malos, hay gente famosa feliz y gente famosa infeliz”.

Lo mismo con el dinero. Pero el estudio muestra de acuerdo al académico que más allá de un nivel en que nuestras necesidades están cubiertas, un aumento en el ingreso no necesariamente nos hará felices.

“No estamos diciendo que no puedas proponerte ganar más dinero o estar orgulloso de tu trabajo y que otros lo noten. Pero es importante no esperar que tu felicidad dependa de esas cosas”.

Registros médicos

Los participantes del estudio respondieron a lo largo de décadas cuestionarios sobre su familia, su trabajo, su vida en la comunidad.

Dos amigas sonriendo

Image copyright Thinkstock

Image caption “En el caso de las personas más satisfechas en sus relaciones, más conectadas a otros, su cuerpo y su cerebro se mantienen saludables por más tiempo”, señaló Waldinger.

También tuvimos acceso a sus registros médicos, por lo que evaluamos su salud no sólo según lo que ellos decían sino lo que sus doctores e historial medico decían”, explicó.

“Cuando comencé a trabajar en el estudio en 2003 grabamos videos de los participantes hablando con sus esposas sobre sus preocupaciones más profundas. Y enviamos preguntas a los hijos sobre la relación con sus padres”.

Los participantes también se realizaron exámenes de sangre para determinar múltiples indicadores de salud, e incluso análisis de ADN.

“Algunos nos permitieron escanear su cerebro, y en algunos casos donaron su cerebro para que pudiéramos estudiarlo en conexión con todos los otros datos que ya teníamos sobre su vida”.

“En mi propia vida”

Cuando la charla de Waldinger se volvió viral, el académico optó por un retiro en silencio durante tres semanas.

“La tradición Zen sostiene que la contemplación nos ayuda a mantenernos con los pies en la tierra y centrados en lo que es más importante en la vida”, escribió en ese entonces.

Dos personas de manos dadas

Image copyright Thinkstock

Image caption “La tendencia social es aislarnos, quedarnos en casa para la television, o estar en redes sociales, pero en mi propia vida me he dado cuenta que cuando estoy más feliz es cuando no estoy haciendo eso”.

Para dar respuesta al enorme interés del público, el académico creó un blog en internet sobre el estudio, robertwaldinger.com

La investigación ha tenido un impacto profundo en la vida de Waldinger.

“Me ha hecho poner más atención en mis propias relaciones, no sólo en casa sino en el trabajo y en la comunidad”, señaló a BBC Mundo.

“Me di cuenta que mis relaciones me dan energía cuando invierto en ellas, cuando les dedico tiempo. Se vuelven más vivas y no agotadoras”, agregó.

“La tendencia social es aislarnos, quedarnos en casa para la televisión o estar en redes sociales, pero en mi propia vida me he dado cuenta que cuando estoy más feliz es cuando no estoy haciendo eso”.

Ofrecer nuestra presencia

Invertir en una relación para Waldinger significa estar presente.

Dos amigos tomando un café

Image copyright Thinkstock

Image caption “Les diría a los lectores que traten de ver si pueden tender un lazo hacia otras personas, especialmente a aquellas con quienes tienen algún conflicto”.

“Esto está en mi vida como practicante Zen. Lo que noto es que cuando ofrecemos nuestra atención indivisa y completa nos sentimos más conectados unos a otros, y esto también sucede en el trabajo”, agregó.

“No se trata de pasar más tiempo en el trabajo, sino de poner más atención en el otro, de conectar más con los otros, en lugar de dar por descontado que el otro siempre está allí“.

Conflictos

Waldinger reconoce que puede ser difícil no perder de vista lo que realmente importa.

En parte esto se debe a que recibimos mensajes de nuestra cultura todo el tiempo, con anuncios de publicidad que nos dicen cada día que si compramos algo seremos más felices o nos amarán más.

“Y en los últimos 30 o 40 años se ha glorificado la riqueza, hay billonarios que son héroes sólo porque son billonarios. Esta medida parece más fácil, porque las relaciones son difíciles, cambian, son complicadas“.

Los conflictos realmente minan nuestra energía. Y quiebran nuestra salud

Robert Waldinger

¿Cuál es el mensaje final de Waldinger a los lectores de BBC Mundo?

“Les diría que traten de ver si pueden tender un lazo hacia otras personas. Y es particularmente importante hacerlo hacia aquellas con quienes tienen algún conflicto“.

El estudio ha dejado en claro algo que vale la pena recordar, según el psiquiatra estadounidense.

Los conflictos realmente minan nuestra energía. Y quiebran nuestra salud“.


*La BBC no se hace responsable del contenido de las páginas externas.

La profesora de un grupo de alumnos de seis años de Bosnia ha enseñado a sus alumnos lengua de signos para que puedan comunicarse con Zejd Corali, un pequeño que es sordo. En Bosnia, desde 2003 todos los niños con discapacidades deben estar completamente integrados en las aulas.

Una clase de alumnos de Bosnia ha aprendido lengua de signos para poder comunicarse con uno de sus compañeros que es sordo. Sanela Ljumanovic, la profesora de los pequeños, quiso ayudar a uno de los niños de su clase, de seis años, tras cerciorarse de que se sentía aislado.

Desde 2003 todos los niños con discapacidades deben estar completamente integrados en las aulas de Bosnia.

En una entrevista a The Independent, Ljumanovic dijo que estaban “muy felices de aprender un nuevo idioma”, y destacó que, no obstante, el objetivo es enseñar al menor a leer los labios.

Después de tres meses, los niños han aprendido los conceptos básicos del lenguaje de signos y están aprendiendo a comunicarse con su compañero.

La madre de Zejd Coralic asegura que ahora el pequeño está emocionado con ir a la escuela y se sentía muy “feliz”.

http://www.antena3.com/noticias/mundo/alumnos-clase-aprenden-lenguaje-signos-comunicarse-companero-sordo_2016020900414.html

En la vida hay cosas sencillas y complejas. Por medio, un sinfín de asuntos de diferentes niveles de dificultad. Ahora bien, si todo cuanto es simple lo elevamos a la máxima potencia, acabamos por vivir una existencia realmente problemática. Por eso es una buena idea leer a Jonas Jonasson, porque hace del sentido común su bandera.

En la literatura de Jonas Jonasson, destaca su enorme apuesta por simplificar lo que ya de por sí es sencillo, usando lo lógico y el sentido común. Obviamente, este hecho muestra un mundo en el que las malas formas, las personalidades extravagantes y la estupidez campan a sus anchas en un caldo de cultivo verdaderamente peligroso.

“No hay nada que dure para siempre, salvo, tal vez, la estupidez generalizada.”
-Jonas Jonasson-
Hombre ofreciendo una taza de té a otro mientas hay un incencio

¿Quién es Jonas Jonasson?

Jonas Jonasson es un escritor sueco poco prolífico, pero queha aterrizado con fuerza en el panorama literario mundial gracias a la obra que le ha hecho famoso a nivel internacional, “El abuelo que saltó por la ventana y se largó”, de 2009. Jonasson nació en la localidad sueca de Växjö, en el seno de una familia de clase media. Su padre conducía ambulancias y su madre era enfermera.

El escritor estudió español y sueco en la Universidad de Gotemburgo, aunque su actividad profesional le llevó hasta el mundo del periodismo, trabajando en el diario de su localidad natal, el Smalandsposten. Esto le guió para fundar en 1996 su propia empresa mediática, OTW, que llegó a convertirse en un referente en su país gracias a su arduo trabajo.

Sin embargo, Jonas Jonasson saltó a la palestra literaria internacional en 2009, gracias a la publicación de su primera obra, la genial y divertida “El abuelo que saltó por la ventana y se largó”, que incluso ha sido llevada al cine. Posteriormente, en 2013, confirmaría su buen trazo para la prosa con “La analfabeta que era un genio de los números”.

Jonas Jonasson y la historia del siglo XX

Si hay algo por lo que destaca la potente y divertida narrativa de Jonas Jonasson, es por su amplio conocimiento de la historia reciente del mundo. El siglo XX es un caldo de cultivo excelente para este escritor.

A través de un personaje central, que suele actuar como hilo conductor de la historia, Jonas Jonasson narra con acierto algunos de los acontecimientos que han marcado nuestra actualidad, siempre desde un punto de vista verdaderamente sarcástico.

Lo curioso es que el personaje central de la narrativa de Jonasson suele ser una persona con bastante sentido común. Tienen la mirada más bien inocente, pero sabia, de una vida que podría ser mucho más sencilla, pero no lo es por la estupidez humana de querer complicar todo, aún no siendo necesario.

Así pues, sus personajes centrales interactúan con imaginarios Stalin, Truman o Einstein, procurando diferentes miradas a la historia reciente de la humanidad, que se ha salpicado de malentendidos y casualidades, algo que define el mundo actual en el que vivimos.

“Así funcionaban las cosas en la vida: lo correcto no era necesariamente lo correcto, sino lo que el que mandaba decía que era correcto.”
-Jonas Jonasson-

La genialidad de Jonas Jonasson

Para muchos, tal vez la mirada afilada e irónica de Jonasson sobre nuestro mundo puede parecer simplista. Obviamente,no todos los problemas se pueden solucionar con una conversación de bar al calor de varios vasos de agua ardiente. Sin embargo, en base a grandilocuencias, locuras, imaginaciones imposibles y creencias ciegas e improbables, tampoco parece que hayamos conseguido gran cosa en la actualidad.

Hombre intentando seducir a una mujer mientras ella piensa que no le gusta

Jonasson muestra un mundo de rumbo incierto, a través de personajes que buscan su sitio en un planeta que no les entiende y que se empeña en hacerles la vida imposible, aunque ellos simplemente quieren tranquilidad y normalidad. Lo cierto es que, si lo pensamos bien, ¿no es algo de tranquilidad, paz y sosiego lo que buscamos todos? ¿No sería la vida algo más sencilla si cada uno se dedicase a lo suyo, y dejase de inmiscuirse en los asuntos del vecino?

Tal vez esta sea la mayor enseñanza que aprendemos al leer a Jonas Jonasson. Dedícate a lo tuyo, ten la mirada limpia y en paz, y deja tranquilos a los demás con sus problemas. Quizás así todo sería mucho más simple, comprensible y cómodo para todos. Pero solo quizás.

 

La vida digital es una vida guardada para después. Las tareas están ahí, a lo lejos, franqueadas por barreras y barreras de distracciones, notificaciones, actualizaciones, cosas que responder y vuelta a empezar hasta el fin de los días. Y eso, lo de retrarasar las obligaciones realizando cualquier tarea facilona, es lo que se entiende por procrastinar, una palabra real tan traída del inglés que prácticamente es hipster y por tanto mucho más popular que la más clásica, vaguear.

Que procrastinar te lleve cada día a leer nuestras líneas aplazando tus asuntos de máxima prioridad, lo vemos como un mal menor. Sin embargo si tus deslices con la responsabilidad dan para crear un monstruo de culpa en tu interior que te dice que ya está bien, que ponte a trabajar, que qué bien se siente uno cuando las cosas se hacen a su tiempo, es hora de hacer algo. Por tanto, aquí unos cuantos consejos para sacar la palabra “procrastinar” de tu vida.

1. Ponte plazos

Sí, está muy bien esa frase de “la única manera de librarse de la tentación es ceder ante ella”, pero a lo mejor no tienes el talento de Oscar Wilde. No puedes volverte a permitir caer en la tentación de aplazar ese informe que tienes cruzado en el estómago. Divide tu jornada laboral en diferentes plazos, o como lo llaman los expertos, cronogramas. Te ayudará saber qué tienes que hacer de 9 a 10:30, qué sigue hasta las dos de la tarde y cuántos mails tienes que dejar enviados antes de las 17:15. Cumplir con estas pequeñas expectativas te hará sentir eficaz, productivo, capacitado. Si estos cronogramas los extrapolas a tu vida personal con la balda que está medio caída y tienes que recolocar, el viaje a Ikea que te queda por hacer y la comida con tu suegra, es que tienes cierta capacidad para avanzar en tus propósitos. Sigue adelante, lo estás haciendo muy bien.

2. Guárdate recompensas para cuando hayas realizado tus tareas

Para cumplir tus propósitos ayuda ubicar una contraprestación a corto plazo una vez satisfechos. Piensa, desde bien temprano por la mañana, qué es lo que más placer te proporcionará al llegar de noche y cansado a casa después de una dura jornada de admirable productividad. Si al final del día has resuelto todos los asuntos pendientes permítete ese pequeño deseo implantado en tu ánimo desde por la mañana: la cerveza de más que cambia de color la habitación, dos capítulos más de la serie a la que estés enganchado, un tipo de cena… Un vicio, si suena a premio, reconforta dos veces.

3. Piensa en refranes. Te harán sentirte menos culpable (pero no seas tan irritante de decirlos en voz alta).

En nuestro país otra cosa no, pero dar consejos se nos da muy bien. En tu memoria habitan mil y un refranes, fruto de la tradición y ese deporte nacional nuestro de aconsejar al otro y ver la paja en el ojo ajeno. Recurre a ellos, tirando de memoria, o si te falla mete en tu próxima lista de regalos un pequeño refranero. En él encontrarás calor e inspiración. No dejes para mañana lo que puedas hacer hoy / Más vale al paso andar que correr y tropezar / A juventud ociosa, vejez trabajosa / El buen cirujano opera temprano/. La lista es larga, casi interminable. Si tú solo no puedes ayúdate de cientos de años de sabiduría popular, no eres el primero en procrastinar.

4. Dale a cada palabra su significado

El mal uso de la semántica es perjudicial para la autoridad de cada uno. Cada palabra lleva la carga suficiente de contenido como para respetarla y que nombrarla siga queriendo decir lo que estrictamente, quiere decir. Vamos a los casos prácticos: si a todos tus mails le colocas la etiqueta de “urgente” y si cualquier proyecto lo necesitas para “ayer”, ni “urgente” ni “ayer” hacen referencia a su significado. De ese modo, el próximo mail que te guiñe un ojo desde la bandeja de entrada de carácter “urgente” o dossier que tenía que haber sido entregado “ayer” podrá esperar dado que ni todo puede ser urgente y nada que verdaderamente sea relevante se puede entregar ayer. Pon el adjetivo y el adverbio que se merece cada plazo, cada proyecto y cada objetivo.

5. Haz el favor de esconder el móvil

Este es el más complicado de todos. Haz el favor de esconder el móvil en una caja de seguridad y cerciórate de que no tienes el código que la abre. Solo así, de esa manera, serás capaz de no ver cada vez que desbloqueas la pantalla números capicúa, extrañas coincidencias y recolectar el feedback de cada una de las actualizaciones y grupos de WhatsApp que llevas en danza. Solo alejando de ti al demonio podrás dejar de procrastinar y darle a cada minuto y hora el valor que tienen.

http://elpais.com/elpais/2015/01/29/icon/1422534936_963101.html?id_externo_rsoc=FB_CM

“Piensa global, actúa local”. La vieja máxima aplicada al medio ambiente urge a levantar la mirada hacia el medio y largo plazo para anticipar qué efectos tendrán nuestros pequeños actos cotidianos, unidos a millones y millones de pequeños actos cotidianos más, sobre el conjunto del planeta. Y a plantearnos qué podemos hacer para minimizar nuestro impacto.

En casa

Reducir plástico

En 2014, cada español depositó una media de 12,3 kilos de envases ligeros (de plástico, latas y briks) en el contenedor amarillo, según datos de Ecoembes. Y eso es solo lo que se recicla. El problema es grave, pero podemos ayudar a reducirlo comprando a granel y evitando el agua embotellada: se puede beber del grifo, o instalar un sistema de ósmosis (que, como contrapartida, supone un mayor gasto de agua). La web BanThe Bottle (www.banthebottle.net/, en inglés) ofrece trucos para dar una segunda vida a tan contaminante residuo.

Mobiliario sostenible

¿Y si la mesa o el aparador estuvieran hechos de periódico? Es el Kranthout, o periódico-madera, un invento holandés que, con una máquina especial, construye un material a base de periódicos viejos prensados. Lo comercializa Vij5 (www.vij5.nl, www.newspaperwood.com/). Aviso: es caro.

Electrónica eficiente

La web www.eurotopten.es ofrece listados de los electrodomésticos que menos gastan y compara su consumo con un modelo ineficiente de sus mismas características. WWF, impulsora de este portal, recomienda adquirir aparatos A+++ y, en el caso de los televisores, con pantalla led y con un tamaño adaptado al espacio disponible en cada casa. También recuerda que el consumo fantasma o standby puede suponer hasta el 11% de la factura eléctrica anual de un hogar español.

En la empresa

La basura no existe

La basura no existe en la naturaleza: lo que a unos les sobra lo aprovechan otros. Sobre esta premisa, el joven canadiense Tom Szaky montó TerraCycle (www.terracycle.es), una compañía internacional que “recolecta envases y productos difíciles de reciclar y los transforma en productos innovadores y económicos”. Sus brigadas de recogida se llevan gratuitamente lo que ya no sirve de una oficina, bolis sin tinta, instrumentos de escritorio, guantes, trajes protectores. Y les otorga una segunda vida.

Economía colaborativa

La cultura colaborativa, con Internet como gran aliada, permite compartir coche, ahorrando dinero y emisiones de CO2 a la atmósfera. Webs como Carpling (www.carpling.com/es/) o apps como MokMokCars (www.mokmokcars.com) ponen en contacto a conductores y pasajeros para trayectos cotidianos. También hay plataformas de bicicletas públicas (en Barcelona, Bicing, www.bicing.cat); se pueden consultar más proyectos en otras ciudades en https://sites.google.com/site/circularenbici/ciudades-con-bicis-publicas.

Otra herramienta útil para una empresa puede ser Glovo (https://glovoapp.com): un servicio de mensajería donde los mensajeros (o glovers) son personas con vehículo propio, previamente fichadas por esta start-up, que hacen las entregas a domicilio en función de su proximidad. Por ahora funciona en Madrid, Barcelona y Valencia.

ampliar foto Huerto de la ikastola de Muskiz (Bizcaia).

En el colegio

Red de ecoescuelas

Una escuela que quiera ponerse el prefijo eco debe contar con el apoyo de la autoridad educativa local, provincial o autonómica correspondiente. Después, ha de seguir una metodología común coordinada por ADEAC (Asociación De Educación Ambiental y del Consumidor, www.adeac.es/ecoescuelas), responsable de la red de ecoescuelas en España: formar un comité ambiental, someterse a una auditoría ambiental, poner en marcha un plan de acción sobre tres ejes básicos –agua, residuos y energía–… Ya hay 450 centros españoles adscritos a la red.

Huertos escolares

Fundación Triodos, con el apoyo de la asociación Vida Sana, ha impulsado un crowdfunding para que los colegios soliciten microdonaciones destinadas a poner en marcha o mejorar sus huertos escolares ecológicos. Esta plataforma de micromecenazgo se integra en la iniciativa http://huertoseducativos.org.

Como consumidores

La segunda mano

Puede que tirar a la basura la ropa que ya no te entra, el frigorífico viejo (pero que aún funciona) o el juguete que ya no quiere el niño sea la opción más cómoda, pero desde luego no es la más sostenible. Y resulta menos rentable que venderla en la multitud de páginas online de compraventa de artículos de segunda mano. Porque, ésa es otra, ¿por qué comprarlo todo nuevo, más caro, si el mismo producto usado pero en buenas condiciones va a hacer el mismo servicio? Y además de ahorrar, ayudas a alargar su vida útil. A los ya clásicos eBay (www.ebay.es), Segundamano (que ahora es www.vibbo.com) o Milanuncios (www.milanuncios.com) se suman éxitos como el de Wallapop (http://es.wallapop.com, para operar a través del móvil). También puedes prestar objetos (la app LendMeApp permite el préstamo dentro de una red de contactos). O incluso regalarlos en No Lo Tiro, te lo regalo (http://nolotiro.org/es); o en Toys2help (www.toys2help.com/), para juguetes.

Kilómetro 0

Consumir alimentos que se producen cerca de casa ayuda a los agricultores locales y evita el transporte. Movimientos como Slowfood (https://slowfood.es) apuestan por esta manera de consumir. Y proliferan plataformas digitales que ponen en contacto a los vecinos con los productores y artesanos próximos a casa. ¿Algunos ejemplos? La colmena que dice sí (https://thefoodassembly.com/es) o www.grupoagrupo.net, que te indica los grupos de consumo ya en marcha en tu territorio. En www.hermeneus.es, el usuario mete su código postal y compra online a los productores próximos.

Energía limpia

Gesternova (www.gesternova.com), impulsada por la Asociación de Productores de Energías Renovables (APPA), es una comercializadora que ofrece exclusivamente electricidad renovable; ni centrales nucleares, ni carbón, ni ciclos combinados de gas. Som Energia (www.somenergia.coop/es/) es una cooperativa de consumo de energía verde sin ánimo de lucro con más de 22.000 socios.

Contra la obsolescencia

El término obsolescencia programada predica que los electrodomésticos, los bienes de equipo electrónico, están concebidos para durar un tiempo limitado. Poco que hacer aquí por parte del consumidor, aparte de estirar la vida útil de sus compras todo lo posible. Y estar atentos a productos que rompan con la tendencia, como el Fairphone (www.fairphone.com), que se anuncia como un “teléfono inteligente ético y duradero”, que funcionará durante 10 años.

Ciudadano del mundo

Ser un micromecenas

El Fairphone, una de las 16 soluciones tecnológicas contra el cambio climático premiadas por la iniciativa Momentum for Change de la ONU con motivo de la conferencia de París, fue posible gracias a una exitosa campaña de crowdfunding mediante la que 10.000 personas hicieron un prepago de 325 euros para conseguir uno de sus móviles. La página web de Solvatten (www.solvatten.se), un maletín que purifica el agua utilizando el sol, otro de los galardonados por la ONU, incluye un apartado para donativos que ayuden a seguir distribuyéndolo por el África subsahariana.

En definitiva, cualquier particular puede convertirse en micromecenas de pequeños inventos ingeniosos que luchan contra el cambio climático. Como la Fábrica de Jabón (www.fabricadejabon.es), una máquina creada por la argentina residente en España Analía Blanco que transforma el aceite doméstico usado en jabón. “Un solo litro de aceite usado contamina mil litros de agua”, recuerda Blanco, que inició una campaña de crowdfunding para producir su prototipo y sigue moviéndose para lograr financiación.

http://internacional.elpais.com/internacional/2015/11/30/actualidad/1448884883_015540.html?id_externo_rsoc=FB_CM

Juan de la Torre, nombre por el que casi nadie conoce a Xak, compagina su trabajo en un bufete de abogados de Lucena (Córdoba) con su auténtica pasión, el breakdance. Coraje y constancia son algunas de las claves que le han permitido triunfar en países como Japón, Italia o Portugal, pero no como letrado, sino como bailarín. El día a día de Xak lo concluye un duro entrenamiento que va desde las ocho de la tarde, cuando sale de trabajar, hasta casi la medianoche. Los trofeos no caen del cielo.

El abogado, de 29 años, achaca a la perseverancia el logro de haberse convertido en uno de los B-boys más importantes del mundo. Para los profanos en el tema, conviene señalar que en España se emplea el término B-boy para designar a un bailarín de breakdance. “Entiendo que no todo el mundo lo sepa. Estamos en un país que mira mucho por el fútbol y por poco más, la verdad”, nos comenta Xak con algo de resignación. De vivir únicamente de eso, ya ni hablamos. “Si es dificilísimo vivir del flamenco en nuestro país, pues imagínate del breaking [como se conoce también al breakdance: danza urbana que se encuadra en la cultura del hip-hop y mezcla estilos como el tap o bailes africanos]. Tienes que hacer cosas que no son exactamente breaking: participas en teatro, alguna compañía de contemporáneo te llama para hacer algo puntual… Pero eso es como si un futbolista se gana la vida dando toques al balón. Eso no es lo que a ti te apasiona, ni para lo que te has entrenado”, denuncia el joven, que ha conseguido el primer puesto en los campeonatos más célebres de todo el mundo, como Red Bull BC One Spain Cypher (España, 2015), Vibe out 7 to Smoke Tokyo (Japón, 2014) o Hiphop Connection (Italia, 2010).

A principios de 2000, cuando el acceso a Internet no estaba a la orden del día, ni existían los manuales salvavidas de YouTube, pocos podían imaginar que un joven de 14 años procedente de un municipio de 40.000 habitantes podría llegar a encabezar la lista de mejores B-boys del planeta. Pero ahí estaba él, pidiendo permiso a los profesores de La Purísima para usar las instalaciones del colegio para ensayar. “En los recreos me comía el bocadillo lo más rápido posible y me iba a practicar con un compañero, el que mi inició en esto. Hoy en día es facilísimo con Facebook, YouTube… Pero nosotros nos descargábamos vídeos de 10 segundos en formato AVI y teníamos que ir a Sevilla y a Córdoba a conseguir VHS”, recuerda.

Años después, Xak se mudó a Granada para cursar la licenciatura en Derecho, que hoy le permite trabajar en el despacho de abogados de su familia. “Tengo la suerte de venir de una familia de abogados y trabajo con mi madre. Eso me otorga la flexibilidad necesaria para ir a torneos y poder seguir con esto. Pero es duro, porque al haber confianza te meten más caña”, explica.

Dicen los popes de esta disciplina que es complicado ver a Xak perder el equilibrio, que es limpio en sus movimientos y original en su técnica. “Prefiero ser malo con mi estilo que bueno con el estilo de otro. Es algo que me dijo una vez un compañero americano, pero lo he convertido en mi primer mandamiento”, comenta. En ese sentido, Xak reconoce que el balance entre la originalidad y la técnica no siempre es sencillo, un desafío al que tiene que enfrentarse continuamente en solitario o con su grupo Arcopom. “Es fácil ser técnico en un movimiento estándar porque ya se conoce o te lo puede enseñar alguien, pero un movimiento que has creado tú debe tener tu técnica, y eso es más complicado”, explica.

Xak demostró esas habilidades el pasado 3 de octubre en la Final Europea de Red Bull BC ONE, celebrada en el Teatro Circo Price (Madrid). “Hay buen ambiente en estos torneos, pero también una continua guerra psicológica. Somos 16 personas conviviendo todos los días, analizándonos. Hay quienes aprovechan cualquier momento para bailar e impresionarte o a lo mejor todo lo contrario, hay quienes no hablan, no dicen nada y luego sorprenden el día del campeonato”, cuenta. La pasada edición coronó al B-boy portugués Bruce Almighty.

El aprendizaje de una carrera de fondo en el breakdance no es solo psicológico. Como cualquier otro ejercicio cardiovascular, el baile ayuda a nuestro organismo a consumir calorías, mejora el tono muscular, aumenta la capacidad pulmonar y produce endorfinas, esas sustancias generosas que nos propician bienestar. De ahí el reciente éxito que han adquirido actividades como la zumba, según asegura el preparador físico y director de Estarenforma.com Marcos Flórez. Pero lo del breakdance es un caso más singular, como nos dice el especialista. “Estos bailarines, por sus movimientos y por el control motor que tienen de su organismo, se aproximan mucho a los gimnastas olímpicos”, asegura: “La cintura abdominal para ellos es súper importante porque al final pasan mucho tiempo pseudotumbados. Eso hace que tengan unos abdominales únicos que ningún otro tipo de bailarín posee”. Si ya se ha convencido para iniciar una rutilante carrera como B-boy, escuche a Flórez: picotear no vale. “Yo se lo digo a mis alumnos: claro que recomiendo bailar, pero bailar de verdad, de una forma continuada. Hacerlo cinco minutos y parar hasta la semana próxima no es suficiente”.

http://elpais.com/elpais/2015/10/19/buenavida/1445266905_634307.html?id_externo_rsoc=FB_CM

Alguna vez leí que atravesar una tormenta emocional en la vida tenía el sentido mismo de su ocurrencia: las tormentas y sacudidas en la vida de las personas ocurren por algo, para que no vuelvas a ser la misma persona de antes de que ocurriese.

Cuando pasamos por cosas desagradables añoramos nuestro estado emocional anterior, sufrimos muchísimo porque decimos “por qué a mi” y creemos que por ello hemos perdido parte de nuestra esencia e incluso inocencia en el mundo. Nos sentimos raros, confusos, no llegamos a entender el valor terapéutico que el dolor puede llegar a tener.

Con los golpes fuertes de la vida pueden ocurrir dos cosas: o te hundes, o renaces como una persona mejor que la anterior. Da igual cuáles sean tus creencias místicas o si crees en el karma o no. Estamos hablando de algo mucho más pragmático e incuestionable: las experiencias nos cambian.

El valor de iniciar el cambio

Solo los eventos que pasan por nuestro cuerpo y por nuestra mente con intensidad nos harán cuestionarnos cosas que antes jamás hubiéramos hecho. Esto viene a referirse a lo de siempre, cuando le ocurre a mi amigo o a mi vecino lo veo muy claro, pero cuando me pasa a mí sí que me duele y afecta.

Siempre nos dicen frases del tipo “Lo importante no es caerse, sino levantarse” o “Cometes un error, debes de aprender de él“, son la base de muchísimas evoluciones y cambios que nosotros y las personas de nuestro alrededor experimentan.

Ojalá pudiéramos darnos cuenta de todo sin llevarnos “palos“, pero no hay un manual de instrucciones para la vida. Y aunque creas que lo tienes, vives en un mundo en el que las cosas cambian. Las personas más sabias de la vida adoptan el cambio, pues se dice “no sobrevive el más fuerte sino el que se adapta mejor al cambio”. Y el cambio siempre está precedido por ensayo-error, confusión y aprendizaje.

He aprendido más de mis errores que de mis “aciertos”

Pensemos en algún error que hayamos cometido en nuestra vida. Hablamos de errores dentro de un mínimo de lo humanamente comprensible, errores que son delitos no son nuestro tema en este artículo, aunque no todos ellos definen a las personas buenas o malas personas, y es importante decir esto porque también requiere de matices.

Pero tomando como perspectiva los errores que hemos cometido en nuestra vida, elijamos el “peor” para nosotros. ¿Has pensado alguna vez en el valor del aprendizaje de ese error? ¿Has pensado alguna vez de lo que “te has librado” o has asegurado en tu sistema de valores por haberlo cometido?

“Más instructivos son los errores de las grandes inteligencias que las verdades de los ingenios mediocres”
-Arturo Graf-

No te preocupes, te vamos a alegrar la lectura si es que nunca te has parado a pensar en esto. Algunas lecciones de los errores que cometemos los seres humanos son más universales de lo que parecen, así que vamos a hacer un recorrido por ellas.

Mi error “más grande” me enseñó que:

Mujer soplando pompas de jabón
  • La vida te puede sorprender para bien, y también para mal: Hay que estar preparados para los contratiempos que puedan venir, y no hay nada mejor que poder solventarlos independientemente.
  • No todo el apoyo emocional que te den es válido. Solo importa la calidad, no la cantidad: Creer que estamos arropados en una situación difícil o en un bache emocional es solo eso, una creencia. Es importante ser prudente y no buscar apoyo social de cualquier tipo, sino del tipo que a ti te va a ser útil.
  • En los malos momentos son en los que yo me conozco de verdad y a los demás, también: Dicen que no conoces a alguien hasta que vives con ella pero pasar por un apuro económico, social o emocional puede ser también muy delatador. Ni el príncipe azul que creías es tan apuesto ni tu amiga es la que te abraza. No significa que tengas que cortar esas relaciones, simplemente pasarán al estado de la cordialidad.
  • Vivir la indiferencia de unos te hará emocionarte con la lealtad, la sensibilidad y la pasión de otros: Es terrible cómo solemos subestimar a algunas personas que nos rodean. Solo cuando vienen los momentos difíciles, se puede apreciar su grandeza. Las personas honestas y limpias no se valoran por el tiempo que llevan acompañándote, sino cuando su honestidad y bondad resplandece.
  • Todo pasa, todo cambia, nada es permanente: un dolor o una decepción por más desgarradora que pueda parecer con el tiempo se aplana, se suaviza y se disipa. Que cuando actúas con principios, estos siempre se volverán más firmes para tu futuro y el dolor suponía solo un atrezzo para contemplarnos con mayor claridad.
  • Los errores se superan, pero las decepciones son irreversibles: Los errores se superan y se aprende de ellos. Podrás olvidar a las personas que te decepcionaron pero jamás lo que te hicieron sentir, por lo que quizás ha sido la mejor forma de finalizar algo que no era verdadero.
  • Gracias a todo lo aprendido, hoy soy mejor persona: Gracias a todo lo aprendido, soy otra persona. No menos sensible, ni inocente, ni tampoco más “avispada”. Simplemente soy una persona con las cosas más claras, más autosuficiente y con capacidad de no escuchar lo que no me interesa y de disfrutar de lo que me apasiona.

El sabor agridulce de mi error me ha preparado para otras caídas

Es inevitable que todas las personas volvamos a equivocarnos varias veces en la vida por muy bien controlado que creamos tenerlo todo. El error es parte fundamental de nuestro crecimiento y evolución.

Pero si aprendemos de nuestros errores la próxima vez caeremos con amortiguación y nos levantaremos con mayor rapidez. Porque si en la vida no cometes errores o no te pasan cosas desagradables a veces, es que estás teniendo una vida muy limitada.

Imagen cortesía de Elena Lishanskaya, Lucy Campbell

http://lamenteesmaravillosa.com/7-cosas-me-enseno-error-mas-grande/

Es importante conocer el significado de la palabra autoestima, para no confundirnos con el estado de ánimo. Ya que, a menudo, los confundimos y atribuimos una disminución de nuestra valoración o reconocimiento personal, cuando en realidad es una bajada de nuestro ánimo.

Además, con frecuencia, estos cambios los atribuimos a causas externas a nosotros, como a los demás o a las circunstancias, expresando así “que alguien o algo me ha bajado la autoestima”, cuando en realidad, la autoestima sólo depende de nosotros mismos.

“Sólo podemos amar cuando nos amamos a nosotros mismos”
-Abraham Maslow-

Los componentes de la autoestima

Por definición, “autoestima”, hace alusión a la estima que me aporto a mí mismo, es decir, a lo que me quiero. La autoestima es la capacidad y la percepción que tenemos sobre nosotros mismos. Por lo tanto, no cabe atribución externa en tal concepto, ya que depende completamente de nosotros. Además, se encuentra formada por diferentes componentes, como son:

  • Autoconcepto, se refiere a la definición que tenemos sobre nosotros mismos, en cuanto a las ideas o creencias acerca de nuestra persona.
  • Autorespeto, se trata de la forma en la que respetamos nuestras necesidades y nuestros valores, así como, la forma que tenemos de afrontar y resolver nuestras emociones y sentimientos.
  • Autoaceptación, es aceptarnos como somos, en nuestras diferencias con el resto del mundo, valorando lo bueno y siempre con la posibilidad de mejorar lo menos bueno.
  • Autoevaluación, es la capacidad de evaluar nuestro comportamiento y forma de actuar, siendo sinceros y justos con nosotros mismos, para poder aprender y seguir creciendo.
  • Autoconocimiento, nadie mejor que nosotros mismos, para conocer nuestras capacidades, cualidades y habilidades e incluso nuestras debilidades, defectos y limitaciones.

“No apruebo algunas cosas que he hecho o soy o he sido. Pero soy yo. Es bueno saberlo.”

-Elizabeth Taylor-

¿Cuándo se forma la autoestima?

Sin duda, el concepto que tendremos en nuestra vida de adulto de nosotros mismos, se gestó en nuestra infancia. Nuestra autoestima nació de la imagen que nuestros antecesores proyectaron en nosotros, junto con el tipo de relación que mantuvieron desde que nacimos.

Madre con hijo en brazos

Si nuestros progenitores se mostraron interesados por nuestras necesidades, mostrándonos afecto y amor, proyectándonos lo importantes que éramos para ellos. Sin duda, la imagen que nos vamos generando de nosotros mismos, será positiva, buena, lo que llamamos “alta autoestima”.

Si por el contrario, desde la infancia sufrimos carencias emocionales y afectivas en las relaciones con nuestros adultos, y si además éstos no nos mostraron nada bueno de cómo éramos, es seguro, que la imagen con la que fuimos creciendo de nosotros mismos, no era muy adecuada o positiva, definiéndolo así como “baja autoestima”.

¿Cómo nos relacionamos con los demás si tenemos “baja autoestima?

Nadie puede ser feliz si no tiene un buen ajuste personal, ya que la insatisfacción de no saber quién somos realmente, o de no reconocernos buenos en nada, genera infelicidad. Por ello, “subir la autoestima” se convierte en una necesidad para la superviviencia emocional.

Cuando nuestra autoestima está baja, tendremos la necesidad de buscar en los demás el reconocimiento, valoración y apoyo que no nos damos a nosotros mismos. De tal forma, que cuando obtenemos ese reconocimiento, creemos erróneamente que “sube mi autoestima”, sin embargo, cuando me falta o me fallan los demás en lo que esperamos, erróneamente también creemos que nos “baja la autoestima”.

“La gente que quiere más aprobación consigue menos y la gente que necesita menos aprobación consigue más”
-Wayne Dyer-

Pero nada de ésto es cierto, porque los demás no tienen la capacidad de modificar nada que pertenezca a nuestro interior. No pueden bajar la autoestima, ni subirla, porque si tenemos la necesidad de buscar en los demás cuánto nos estiman, eso significa, que en realidad, nuestra autoestima ya estaba baja.

¿Qué es el estado de ánimo?

El ánimo es un estado emocional fluctuante por momentos, por circunstancias, y por muchos motivos, por eso, podemos sentirnos alegres o podemos sentirnos tristes o desdichados, con relativa frecuencia. Así, el estado ánimo es algo pasajero. Es muy probable, que cuando no hallamos lo que esperábamos de los demás, como es su reconocimiento o valoración, nuestro estado emocional y anímico baje.

Pero, en ningún caso el estado de ánimo bajará nuestra autoestima, ya que probablemente ésta se encuentre baja, desde el momento que necesitamos que otros nos reafirmen en quienes somos, en lo que hacemos bien y en la imagen que tienen de nosotros.

Persona de rodillas con la cabeza baja

La autoestima también varía

Indudablemente, la autoestima, como toda actitud o forma de relacionarnos, puede cambiar, aunque es un constructo más estable y profundo de nosotros mismos que el ánimo o estado emocional, y por ello, para que la autoestima varíe, necesita de un periodo de tiempo, debido al cual, puede modificarse la imagen que tenemos de nosotros mismos.

Por ejemplo, puedo tener baja autoestima y aprender a subirla, con el trabajo de una terapia que nos enseña a profundizar en nosotros mismos. O bien, es posible, también, que de una buena autoestima, pasemos a tener una mala percepción de nosotros mismos, con frecuencia, relacionado con algún problema, situación o trastorno personal, que deja mella en nuestra valoración personal.

Por lo tanto, asumiendo la responsabilidad y el control que tenemos sobre nosotros mismos, podemos decidir restaurar y mejorar nuestro ajuste personal, sintiéndonos queridos y valorados por nosotros mismos, por quienes somos. Y por ello, disfrutando de una vida plena y feliz, independientemente de que a otras personas no les guste como somos.

Imágenes cortesía de Holly Sierra.

http://lamenteesmaravillosa.com/nadie-puede-bajar-mi-autoestima/

Aunque nunca te lo hayas planteado, todo el mundo necesita de contacto físico. Sentirnos queridos y amados es algo que, inevitablemente, necesitamos sin ser conscientes de ello.

Es por esto por lo que buscamos el abrazo de aquel amigo al que tanto cariño le tenemos, la caricia de la persona que amamos… Un contacto real que nos hace sentir y cuyo significado va más allá de lo meramente físico.

“Siempre que me sea posible, voy a ver a mis amigos y los abrazo y dejo que me abracen”

-Jorge Bucay-

A pesar de lo bien que nos hacen sentir los abrazos, no damos tantos como debiéramos. Algo que cambiará en cuanto descubras la cantidad de beneficios que te aportarán.

¡Más abrazos!

¿Por qué no damos tantos abrazos cómo debiéramos? ¿Por qué preferimos los fríos besos en las mejillas? Así nos lo han enseñado. Los abrazos quedan rezagados muchas veces para la intimidad.

Pero, si realmente supiéramos los beneficios que entraña abrazar a otras personas seguro que nuestra visión cambiaría. ¿Por qué no empezar a relacionarnos de otra manera? ¿Por qué no más abrazos?

Eliminemos la negatividad que a veces se apodera de nosotros. Muchas veces, algunas muestras de cariño no son bien vistas por la sociedad, ni por nosotros mismos.

Algunos estudios afirman que los bebés no podrían sobrevivir sin abrazos ni caricias

Madre abrazando a su hijo

Los abrazos tienen mucha importancia ya desde pequeños. Tanto que son muchos los estudios que afirman que sin contacto, muchos bebés no lograrían sobrevivir.

Sentir el cariño, el amor y el calor humano es esencial para que cualquier bebé pueda salir adelante. Es mucho más importante esto que cubrir las necesidades básicas del bebé.

Los abrazos y sus beneficios

¿Qué sientes cuando te dan un abrazo? Probablemente, te identifiques con elsentimiento de seguridad, de amor, de relajación…

Un abrazo puede ser también reconfortante. En definitiva, excepto los abrazos forzados, ¿tienen algo negativo los abrazos?

Entre los beneficios que tienen los abrazos, que son muchos, tenemos los 7 que a continuación te presentamos:

1. Incrementa tu confianza y seguridad

Esto ocurre gracias a que nos hacen sentir apoyados, protegidos y confiados.

Si quieres una buena dosis de confianza antes de cualquier situación que te produzca nerviosismo, por ejemplo hablar en público, ¡recibe un buen abrazo! Este te relajará y brindará la confianza que necesitas.

Pareja abrazados sobre el césped con flores

2. Reduce los sentimientos de enfado y apatía

Los abrazos, por extraño que parezca, logran estimular la circulación. Con esto, logramos que nuestro cuerpo elimine la tensión que pueda presentar.

Además, un abrazo siempre resulta agradable y la seguridad y confianza de la que previamente hablábamos te brindará también la facilidad para sacar tu mayor sonrisa.

3. Favorece la felicidad y mejora tu estado de ánimo

Cuando nos abrazan sentimos la felicidad y seguridad necesarias para poder elevar nuestra autoestima, algo que sucede gracias a la serotonina.

Esta sustancia se produce automáticamente con los abrazos. Por eso, si necesitas un chute de autoestima, ¡recibe un sincero abrazo!

4. Fortalece tu sistema inmune

Tanto si damos un abrazo como si lo recibimos, nuestro sistema inmune se ve fortalecido. ¿Por qué ocurre esto? Porque nuestro sistema inmunológico se activa favoreciendo la creación de glóbulos blancos.

Gracias a esto, logramos prevenir muchas enfermedades y, si nos encontramos débiles, mejorar nuestras defensas.

5. Reduce el riesgo de padecer demencia

Dar y recibir abrazos a una edad temprana pueden ayudarte a prevenir la demencia. Gracias a que nos brindan tranquilidad y equilibran, con ello, nuestro sistema nervioso.

Niño abrazando a su abuelo

6. Rejuvenece tu cuerpo

Los abrazos favorecen la oxigenación de nuestros tejidos, lo que aumenta la vida de nuestras células evitando que estas envejezcan prematuramente. ¡Abraza para mantenerte joven más tiempo!

7. Disminuyen la presión arterial

Al igual que la serotonina, los abrazos también liberan otra sustancia denominada oxitocina, una hormona que se libera gracias a que el sistema nervioso se activa debido a los abrazos.

Con esto, nuestra presión arterial se ve disminuida en el caso de que la tengamos especialmente alta. Por lo tanto, los abrazos son unos excelentes reguladores de la presión arterial.

“Sé que nadie te ha abrazado nunca tan fuerte que cuando se ha ido has sentido que el abrazo se quedaba contigo”

-Santiago Pajares-

A pesar de todos estos beneficios, aún hay personas cuyas murallas que se imponen a su alrededor les impiden disfrutar de los abrazos. ¿Estás dispuesto a dejarlas caer para agradecer todos estos beneficios?

http://lamenteesmaravillosa.com/7-beneficios-psicologicos-tienen-los-abrazos/