En algunas provincias de Canadá, como Ontario, a los profesores se les contrata en función de las necesidades del colegio. No hay oposiciones, son los directores de los centros los que determinan cuántos docentes necesitan cada curso y para qué asignaturas. Si después de dar una clase ante un comité de expertos y de pasar una entrevista personal son elegidos, se les contrata y pasan a ser funcionarios. Durante los dos primeros años, el director del colegio revisará su trabajo y, si se ajusta a los estándares, volverá a enfrentarse a ese control cada cinco años. A los 54 años de edad, ese profesor podrá jubilarse y su pensión será una de las más altas del cuerpo de funcionarios de Ontario, unos 48.000 dólares canadienses al año (31.600 euros). El salario medio de un profesor en esa provincia, cuya capital es Toronto, es de 80.000 dólares al año (52.750 euros).

El escenario descrito resume una de las principales diferencias con respecto a España: la forma en la que se selecciona al profesorado. Canadá se encuentra entre los 10 países del mundo mejor posicionados en el informe PISA, el estudio elaborado por la OCDE en diferentes países que mide el rendimiento académico de los estudiantes en matemáticas, ciencia y comprensión lectora. España ocupa la posición 31 y en dos de las competencias está por debajo de la media del resto de países de la OCDE.  

En Ontario, donde el 94% de los alumnos están matriculados en centros públicos, cuando los estudiantes cumplen 14 años pueden elegir las asignaturas que más les interesan y crear su propio itinerario. Además, pueden escoger entre tres niveles de dificultad para cada una de esas materias: académico (que les permite acceder a la Universidad), applied level (que les conduce al al llamado college) o locally developed (pensado para una rápida incorporación al mercado laboral). La educación obligatoria es hasta los 16 años.

“Nuestro sistema no es academicista; no se basa en memorizar contenidos de libros de texto, sino en la aplicación práctica”, explica Bruce Rodrigues, ministro de Educación de Ontario, que concentra el 40% de la población total de Canadá. La igualdad es una de las prioridades del programa educativo en un país en el que el 22% de los habitantes no nacieron en Canadá. “Tenemos muy presente a colectivos como el LGTBI y modificamos los programas en función de las características de los habitantes de las diferentes zonas”, señala Rodrigues.

Pone un ejemplo: si hay un grupo importante de niños inmigrantes que no han vivido en países en los que había jardines en las casas, se elimina ese tipo de contenido de los enunciados o preguntas de los ejercicios de clase. “Estamos identificando las nuevas narrativas que usan los alumnos; ahí está la innovación”, asegura el ministro. Su gabinete está participando de forma “muy activa” en la nueva medición de competencias lanzada por PISA para 2018, la denominada competencia global, un nuevo cuestionario que analizará el pensamiento crítico, la capacidad de interactuar con respeto, la empatía, la comprensión de los conflictos mundiales o el conocimiento intercultural de los estudiantes de 15 años.

Rodrigues comenzó su carrera profesional como profesor de matemáticas y confía plenamente en la capacidad de los directores y de los llamados school boards (comités escolares) para diseñar los programas académicos y contratar al profesorado. ¿Cómo pueden estar seguros de que el proceso es justo y transparente? “Todos los profesores tienen que colegiarse y tenemos un cuerpo regulador que lo gestiona. Los directores supervisan que su forma de dar clase es la correcta y, si no cumplen, pueden ser despedidos”, detalla Rodrigues.

El presupuesto que el Ministerio de Educación de Ontario ha destinado a educación infantil, primaria y secundaria en el curso 2017-2018 es de 17.900 millones de euros, frente a los 3.250 millones que se llevan las universidades y los colleges (centros de educación superior con un enfoque más práctico que las universidades). En 2018, España ha destinado 2.300 millones a Educación, a lo que se suma el presupuesto de cada comunidad autónoma (desde los siete millones en 2017 en el caso de Andalucía a los 260.200 euros en el de La Rioja).

Marta Velasco en el instituto Don Mills de Toronto.
Marta Velasco en el instituto Don Mills de Toronto.

Todd Bushell es el director del instituto público Don Mills Collegiate Institute, en Toronto. “Ponemos el foco en el pensamiento crítico, la información está en Internet”, cuenta mientras recorre algunas de las aulas más innovadoras del centro, como la de arte y diseño gráfico o la de green industries (sobre el cambio climático). Una de las claves del sistema educativo canadiense es que las habilidades emocionales forman parte de la evaluación. “Medimos los hábitos de trabajo, el auto control, la responsabilidad, la organización, la colaboración y la iniciativa propia. Son los indicadores del éxito en la vida adulta del alumno”, precisa.

Ese instituto tiene 90 estudiantes internacionales. La madrileña Marta Velasco es una de ellas. Llegó en agosto para cursar un año de intercambio. Tiene 16 años y estudia en el colegio concertado Gredo San Diego, en Guadarrama. Está en primero de bachillerato. “La principal diferencia con España es que aquí te autorregulas. Tengo el móvil encima de la mesa y yo decido si tengo una llamada urgente que atender”. Le llama la atención que casi todos sus compañeros trabajan en el parque de atracciones los fines de semana. “En España todo es tomar apuntes. Aquí las cosas se consensúan, el profesor nos pregunta qué día nos parece bien entregar. No hay tanta disciplina”.

Cuenta que las matemáticas se le dan fatal, pero que este curso ha escogido la modalidad intermedia y está avanzando a buen ritmo. Tiene derecho (legislación de Canadá), antropología o parenting (crianza en español), una asignatura en la que enseñan el proceso de embarazo, la igualdad en la crianza y en la que se llevan un robot con forma de bebé a casa durante cuatro días. La matrícula para estudiantes internacionales cuesta 14.000 dólares al año (unos 9.200 euros), a lo que se suman unos 1.200 de alojamiento en una familia al mes (unos 780 euros).

A ella le ayudó a tramitar su estancia la consultoría de educación The Lemon Tree Education, con sede en Madrid. Gestionan los intercambios de unos 200 estudiantes españoles al año, el 70% viaja a Canadá. “La mayoría se marchan en cuarto de la ESO, pero depende de la madurez del alumno”, indica Rubén Castillo, cofundador de la empresa. Analizan cada caso: miden las expectativas del estudiante, sus notas o su experiencia más complicada, entre otras cuestiones. Trabajan con un gabinete externo de psicólogos. Cubren las 10 provincias de Canadá y sus honorarios alcanzan los 3.000 euros. “Desde el punto de vista académico, Canadá es uno de los países más avanzados del mundo. Su visión del respeto a los demás es esencial y eso se transmite muy bien en los colegios. Los alumnos regresan transformados”, precisa Castillo. La Fundación Amancio Ortega ofrece 500 becas al año para que estudiantes españoles de cuarto de ESO puedan ir un año gratis.

https://elpais.com/economia/2018/05/28/actualidad/1527526183_441482.html?id_externo_rsoc=FB_CM

A continuación te mostramos dos prácticas tablas explicativas acerca de la utilización del “Do” y “Make”. Dos verbos a veces que nos llevan a confusión, y que gracias a estas tablas su forma habitual y correcta de uso nos queda un poco más clara.Esperamos que te sean muy útiles!

12

http://languagelearningbase.com/86864/do-vs-make-expressions-with-do-and-make

 

Hoy te traemos la segunda tabla para que te sea más fácil aprender los tiempos verbales en inglés. Aquí te dejamos la segunda (la primera ya está publicada) de una serie de 4 que iremos publicando sucesivamente. Esperamos que te sea muy útil!

tense_2

comofala-0

Seamos sinceros alguna vez hemos dicho “gogle” “guachap” o “facebuc” y sino lo hemos dicho lo hemos oído decir a amigos, primos o padres, sobre todo padres… El problema es que nos gusta españolizar cualquier palabra que caiga en nuestras manos pero vamos a ser serios e intentar aplicar un poco de creatividad en una clase de perfecta pronunciación inglesa.  Y es queGustavo ha creado un proyecto que nos ha encantado, #comofala donde ha modificado el logo de algunas marcas para que lo leamos en castellano y suene en un perfecto inglés! Un proyecto divertido que nos ha encantado y que puedes ver como crece desde su tumblr Comofala

comofala-1
comofala-2
comofala-3
comofala-4
comofala-5
comofala-6
comofala-7
comofala-8
comofala-9
comofala-10
comofala-11
comofala-12
comofala-13
comofala-14
comofala-15
comofala-16
comofala-17
comofala-18
comofala-19
comofala-20
comofala-21
comofala-22

Vamos a ver unos trucos para ir practicando y aprender algo más de inglés. Algunos consejos parecerán obvios, pero no está de más recalcarlos.

Algunos-cursos-gratuitos-para-aprender-inglés

1. Escucha música en ingles

Primero escucha la canción y luego busca la letra y ve siguiendo la letra al ritmo de la música. También puedes usar este genial recurso: LYRICS TRAINING.  Escuchando y cantando canciones mejorarás tanto la pronunciación como el vocabulario y encima te lo pasarás bien. Escucha y repite, escucha y repite, escucha y repite.

2. Mira películas en versión original

A parte de ir a cines donde se proyecten películas en versión original, si el presupuesto no te lo permite, busca en tu televisión la opción de ver las películas en versión original. Te recomiendo que empieces con películas subtituladas, pero a medida que vayas acostumbrando el oído, quita los subtítulos. Intenta ver pelis tanto americanas como británicas, australianas o canadienses para ir acostumbrándote a los diferentes acentos.

3. Intercambio de idiomas

Hay muchos angloparlantes que viajan a nuestros respectivos países para aprender y practicar su español. En internet  encontrarás miles de anuncios de gente que quiere intercambiar idiomas, además puedes encontrar un montón de páginas que precisamente ofrecen este servicio: intercambio de idiomas. Pero ten cuidado, asegúrate de que encontrar a alguien de fiar…Internet está lleno de granujillas, no pagues ni un euro (peso, dólar, lo que sea…), un INTERCAMBIO es gratis.

4. Lee tu libro favorito…pero ahora en inglés

Una de las cosas que les pido a mis alumnos es que lean en inglés aunque les resulte difícil y aburrido. Yo les presto libros adaptados a su nivel, pero, si mis alumnos no se “enganchan” a estos libros, rápidamente se aburren y dejan de leer.

La semana pasada una alumna me reveló que se estaba aburriendo con la versión de nivel intermedio de Frankenstein de Mary Shelley. Entonces le pregunté cuál era su autor favorito y me dijo: Ken Follet. Su libro favorito era Los Pilares de la Tierra y, de hecho, le gustaba tanto el libro que se lo había leído dos veces.

¡Ahí encontré mi oportunidad! Le presté el libro en inglés. Lo ojeó y espetó con frustración: “¡Ufff, que difícil!… el vocabulario es demasiado complicado”.
Yo asentí y le expliqué que el vocabulario de ese libro no estaba adaptado a su nivel, pero que ella, al conocer y disfrutar de ese libro, iría entendiendo el argumento de la historia. ¡Especialmente porque se lo sabía casi de memoria! Marchó de clase con el ceño fruncido y un libro enorme bajo el brazo…
Al siguiente día de clase regresó emocionada. Le encantaba el libro y lo entendía casi todo. Las palabras que le impedían entender oraciones, las buscaba en el diccionario, pero las demás palabras extrañas las interpretaba por el contexto ¡Se pasaba el día leyendo!

Moraleja: Redescubre tus libros favoritos en inglés. No dejes de leer porque un libro sea aburrido. Aplica el idioma a tus gustos y personalidad, y no al contrario. No permitas que aprender un idioma se vuelva aburrido. Evítalo, ¡tú eres la única persona qué sabes lo que te entusiasma!

5. Ve a ver obras de teatro y musicales en inglés

Aprovecha cuando alguna compañía extranjera venga de gira a tu ciudad o, cuando vayas tú a un país anglosajón, no te pierdas una buena obra de teatro. Si no te llega el presupuesto, infórmate por Internet de obras de teatro representadas por amateurs (muchos actores aficionados son mejores actores que algún actor profesional…).

6. Juegos

Si te gustan los juegos o videojuegos, esta es una oportunidad magnífica para practicar tu inglés. Empieza por cambiar el idioma de las instrucciones…Si buscas por Internet encontrarás miles de juegos gratuitos que te ayudarán aprender y practicar inglés. En este post encontrarás unos cuantos, pero no dejes de navegar por la red hasta encontrar el tipo de juego que más se adapte a tu personalidad y nivel. Aprender jugando es una de las mejores maneras de practicar, te lo aseguro!

7. Facebook

Lo primero que tienes que hacer es cambiar el idioma de Facebook al inglés. En vez de “añadir a amigo” empieza a add a friend, deja de ser un “seguidor” para convertirte en un follower y deja de decir “me gusta” sino Like . Por Facebook es fácil entrar en grupos o comunidades con los que compartas una afición. Busca páginas de fans de tu cantante favorito y dale un Like. Lee los comentarios y no te avergüences de escribir tus propios comentarios aunque tu inglés no sea perfecto. También puedes aprender trucos y consejos sobre aprender inglés en mi página de Facebook  y Twitter.

8. Revistas y periódicos

Si te gusta el cotilleo o siempre estás al tanto de las últimas noticias, ¿por qué no pruebas a leer revistas y periódicos en inglés? Puedes empezar por las siguientes propuestas, hay para todos los gustos:

Periódicos:

Revistas de Cotilleos

De Moda y Belleza

De Cocina

De Decoración

Y como no…

La lista de revistas se haría interminable, por ahora paro aquí. Si tú conoces alguna revista que te gustaría recomendarnos, estaremos encantados de escucharte (leerte).

9. Escucha emisoras de radio en inglés

Cuando estés en el coche, en casa, en la bañera, no pierdas la oportunidad de sintonizarte la radio en ingles. Por internet encontrarás miles de emisoras que valen la pena.

10. Vete a tomar una copa

¿En tu ciudad hay pubs ingleses o irlandeses? Si no los hay, seguro que conoces algún bar que sea frecuentado por guiris. Vete para allá, pídete una ‘pint’ /paint/ y atrévete a entablar conversación con algún asiduo/a. Además de practicar tu inglés, seguro que haces amigos. En estos artículos que te pongo a continuación puedes ver lo que opina alguna gente sobre el efecto que tiene el alcohol a la hora de hablar una lengua extranjera (aviso: no es apología del alcohol, hay opiniones de todo tipo)…yo te recomiendo que antes de pillar media cogorza, aprendas algunos trucos para superar la vergüenza a hablar en inglés). Ahí van los artículos que mencionaba:

11. Sé especialmente amable

Ofrece ayuda a los turistas que veas perdidos. Si ves a un señor con sandalias, calcetines y una cámara de fotos, tiene todas las probabilidades de ser anglosajón… No te cortes, pregúntale  ‘Do you need any help?’. Luego tendrás que intentar hacerte entender…a parte de la mímica, también puedes practicar frases como:

12. Internet

Sé que es una obviedad, pero no por ello debo ignorarlo. Navega por los millones de páginas interesantes que hay en Internet. Haz algún curso de inglés gratuito. Lee artículos interesantes (sobre la lengua inglesa o sobre lo que te dé la gana), participa en foros, mira vídeos en Youtube (por ejemplo, puedes practicar Phrasal Verbs con los Monty Python), échate un/a novio/a…lo que sea antes de dejar de practicar inglés.

VIA: http://aprendeinglessila.com

Useful scheme to understand the difference between past perfect and present perfect:

  • Past perfect
    alt text
  • Present perfect
    alt text

perfect = before

had been – before a past moment

has/have been – before the present moment

She had been waiting for me a long time before I arrived.

Top 100 adjectives used in English vocabulary for speaking.

Listen the audio and see the pictures below to learn it!! To be continued!

small; big, large

high; low

long; short

About people: tall; short

About people: thin; fat

thin; thick

liquid; thick

narrow; wide

blunt; sharp

round; square