Ya lo dice el refrán de la amistad: “Quien tiene un amigo tiene un tesoro” y es que realmente ésta es una afirmación 100% verdadera. Es cierto que a medida que avanzamos en nuestra vida hay personas que van y otras que vienen, pero los buenos amigos de verdad estarán cerca de ti sin importar las circunstancias de la vida, de un modo u otro siempre estarán a tu lado.

Pero que tengas buenos amigos no significa que no puedan entrar más en tu vida, más bien todo lo contrario, si dejas entrar personas a tu vida podrás beneficiarte de todo lo que su amistad de proporcionará. Incluso las amistades temporales (por ejemplo cuando estás de viaje), pueden aportarte mucho para poder crecer internamente.

Si las amistades no se cuidan, se pierden

La realidades de las amistades es que perdemos amigos a medida que pasan los años, porque nos limitamos a seguir con nuestras vidas. Pero los amigos de verdad siempre estarán a tu lado y por supuesto, también tendrás la oportunidad de hacer nuevas amistades si estás abierto a ello.

En ocasiones, se pueden perder hasta los amigos más cercanos porque ellos (o nosotros) cambiamos de trabajo, porque nos mudamos de ciudad, porque estamos demasiado ocupados como para regalarles nuestro tiempo o simplemente porque mantener el contacto parece demasiado complicado con algunas personas.

“Las buenas fuentes se conocen en las grandes sequías; los buenos amigos, en las épocas desgraciadas.”
-Proverbio chino-

La amistad es como la planta del amor, hay que regarla cada día

Amigas tomando café sentadas

Pero la amistad es como el amor: se puede comparar como una planta que tienes en una maceta, si no la riegas todos los días para ver cómo crece y florece, se secará poco a poco, se marchitará y se acabará muriendo. Las amistades hay que cuidarlas como a las plantas, hay que regarlas cada día para que sean una planta bonita y que crezca con unas raíces fuertes.

Aunque la interacción social en persona sigue siendo la más efectiva, la realidad es que con las nuevas comunicaciones no hay excusa para estar en contacto con las personas que más queremos. Además, es necesario construir relaciones y vínculos sanos como una forma de seguir creciendo tanto a nivel individual como social, porque los buenos amigos sólo te aportarán beneficios que te durarán para siempre.

“La única manera de poseer un amigo es serlo.”
-Ralph W. Emerson-

Los amigos alargan la vida y te hacen feliz

Si tienes buenos amigos que te aportan felicidad podrán hacer que tu vida sea más larga. Todas tus amistades te harán sentir querido, verás que eres importante en una pequeña sociedad y además se preocuparán por ti y por tu bienestar físico y emocional.

Un verdadero amigo te dirá las cosas cómo las piensa, te dirá si algo no le parece bien pensando en ti y en tu felicidad, serán tus consejeros. Además, unos buenos amigos te podrán ayudar a sentirte más saludable, a tener una vida mejor y a que sientas una forma diferente de compartir tu amor por los demás.

Los amigos son buenos para tu corazón y tu mente

Tus amigos podrán hacer que te sientas mucho más feliz cada día, incluso en esos días en los que no tienes ganas de nada, en esos días grises, tus amigos también te aportarán un rayo de luz. Ellos serán un apoyo muy importante en los tiempos difíciles como cuando existen momentos de estrés o problemas con tu estado de ánimo.

“Cada uno muestra lo que es en los amigos que tiene.”
-Baltasar Gracián-
Osos de peluche abrazados encima de una maleta

Los amigos felices y optimistas son los mejores

Si te rodeas de amigos felices y optimistas estarás aumentando tu felicidad casi sin que te des cuenta. En cambio, si decides tener amigos tóxicos o infelices, seguramente serás menos feliz de lo que te mereces y sufrirás problemas con algunos de ellos. Por esto resulta tan importante tener relaciones sanas con todas tus amistades.

Los buenos amigos te aportarán seguridad emocional y podrás mejorar tu sentido de pertenencia y propósito. Al igual que una manada de aves que vuelan juntas, así te sentirás en tu círculo de amistad, volando por ti mismo pero rodeado de amigos que te acompañan en ese largo viaje con las mismas ideas y visiones del mundo.

“La amistad perfecta es la de los buenos y de aquellos que se asemejan por la virtud. Ellos se desean mutuamente el bien en el mismo sentido.”
-Aristóteles-

Trata a tus amigos como quieres que te traten a ti

La forma más justa de ser un buen amigo es tratar a los demás como quisieras que te tratasen a ti primero. Incluso sería excelente que tratases a tus amistades como te tratarías tú a ti mismo, y recuerda algo importante: nunca es tarde para conseguirlo. Los verdaderos amigos sabrán lo que vales y lo importante que tú también eres en sus vidas.

https://lamenteesmaravillosa.com/los-buenos-amigos-la-mejor-cura-alma/

Los regalos que más se hacen a los niños y niñas (¡y que ellos más piden!) son juguetes. Navidades, cumpleaños, premios por las buenas notas… en el momento en que los pequeños reciben sus juguetes los utilizan a todas horas. Sin embargo, con el paso del tiempo, se van haciendo mayores, los juguetes van siendo reemplazados por otros más nuevos y te encuentras con una gran cantidad de piezas que están en buen estado y que muchos otros niños y niñas podrían aprovechar. Por eso, te damos varias ideas para que des una buena utilidad a los juguetes que tus pequeños ya no usan y hagas felices a los niños y niñas que más lo necesitan: será el mejor ejemplo para los tuyos.

1. Regala los juguetes a personas de tu entorno

Una solución para dar salida a todos los juguetes que están en buenas condiciones, pero que ya no se utilizan, es regalarlos a personas de tu alrededor. Muchas veces no nos damos cuenta de que la gente que está más cerca de nosotros puede necesitar nuestra ayuda. Por eso pregunta a tus familiares, amigos, vecinos, etc., si los juguetes pueden serles de utilidad.

La escuela infantilo el colegio de tu hijo o hija también pueden estar interesados en estos juguetes. En algunos centros los recogen para el propio colegio y en otros los dan a las familias de los niños y niñas que acuden a la escuela y que los puedan necesitar o aprovechar. ¿Habías pensado en esta opción?

2. ¡Dónalos!

Si no encuentras a nadie de tu alrededor que necesite los juguetes, ¡dónalos! Para comenzar, pregunta en tu ayuntamiento o en las parroquias de tu barriopor las campañas de recogida de juguetes. Ellos te informarán de todos los programas que tienen y qué tipo de juguetes recogen.

Otra opción es acudir a una ONG. Cáritas, Cruz Roja y Unicef, entre otras, gestionan campañas de recogida de juguetes, especialmente de cara a la Navidad. Puedes recopilar más información en la página web Hacesfalta.org, donde se han ido registrando entidades que organizan campañas de recogida de juguetes en España localizadas por ciudades. El resultado es un directorio en el que puedes encontrar las ONG y organismos que recogen juguetes más cercanos a tu casa, con los datos de contacto y, en muchos casos, fechas de las campañas. ¡Así de fácil te lo ponen!

Una vez hayas seleccionado la ONG que recibirá los juguetes, confirma con ella el tipo de juguetes para que se adapten al perfil de sus beneficiarios (edad de los niños, si tienen alguna discapacidad, etc.) y coordina el transporte y entrega de juguetes con la organización.

donar-juguetes-niños

Regalar o donar los juguetes que ya no se utilizan es una gran decisión y ungesto solidario con el que ayudarás a otros niños y niñas a que aprendan y disfruten como lo han hecho tus peques. Además, si les inculcas este valor desde bien pequeños y son conscientes del bien que pueden hacer, seguro que en un futuro no muy lejano serán ellos y ellas quienes te dirán que regales los juguetes que ya no usan a los niños y niñas que más lo necesitan.

http://blog.oxfamintermon.org/ideas-para-darles-salida-a-los-juguetes-que-los-ninos-y-las-ninas-ya-no-usan/