Charles Darwin fue un hombre muy creativo. Gracias a esa creatividad encontró la respuesta a la evolución. El naturalista inglés utilizaba para reflexionar un paseo que había al fondo del jardín de su casa londinense, al que llamaba el “camino de pensar”.

La creatividad es la capacidad para aportar soluciones novedosas a un problema, sea este del tipo que sea. Aunque habitualmente se asocia la creatividad con el arte lo cierto es que la creatividad está presente en todos los aspectos de la vida, siempre que alguien soluciona algo con una idea innovadora está siendo creativo.

crea

La mayoría de los piscólogos están de acuerdo en que ser creativo es un aspecto positivo en la vida de cualquiera. No hace falta ir muy lejos para entender por qué. Las personas que consiguen resolver sus vidas según sus propias ideas tienen más posibilidades de estar conformes con eso que han hecho y de ahí­ se derivan mayor autoestima y bienestar.

Los niños son los más creativos Todos hemos observado que los niños son muy creativos. También la explicación aquí es sencilla: como no conocen muchas reglas no las tienen en cuenta a la hora de pensar. De ahí que sus razonamientos sean mucho más libres y por lo tanto casi siempre mucho más creativos.

Pero la inmensa mayorí­a de nosotros vamos perdiendo creatividad al ir creciendo. Por un lado porque nos acostumbramos a seguir las reglas y eso lo aplicamos también en el pensamiento. Y además porque, aquí también están de acuerdo muchos expertos, la educación tal y como está estructurado hoy dí­a el sistema educativo tiende a reducir de forma drástica esa creatividad.

Es lógico que eso ocurra porque lo que trata la educación es darles a todos los niños un bagaje cultural similar para que puedan desarrollarse en la sociedad cuando lleguen a adultos. Pero quizá está demasiado basada en el concepto de “única respuesta correcta” y eso hace que la homogeneización de los niños sea excesiva y se consiga eliminando parte de su creatividad innata.

En la adolescencia comienza a desparecer la creatividad
Y es precisamente en la adolescencia cuando esa creatividad comienza a desaparecer. Por eso es también en el inicio de la adolescencia cuando debemos hacer un esfuerzo especial para fomentar la creatividad en las chicas y los chicos y que de esa forma no pierdan el potencial creativo que tenían de niños.

Cómo fomentar la creatividad en nuestros hijos
Para fomentar la creatividad lo ideal es empezar cuando aún son niños y reforzarlo durante su adolescencia.

  • Aprender a reflexionar. Es muy importante aprender a pensar de forma organizada. Si practicamos la reflexión desde que somos pequeños seremos adultos con el cerebro mucho más capacitado para resolver problemas. Es bueno para conseguir esto hacer ejercicios con los adolescentes. Pedirles que reflexionen sobre algo, sobre un suceso, sobre un problema, sobre ellos mismos… Y una buena forma de aprender a hacerlo es pensar primero en ello y después escribirlo. Poco a poco serán más capaces de entrar en la profundidad de los asuntos en sus reflexiones.
  • Ver los problemas desde distintos puntos de vista. Una vez que hayan centrado el problema, hay que pedirles a los adolescentes que lo miren desde otro punto de vista. Por ejemplo, si el problema que han planteado es cómo ir cada día a la escuela, un punto de vista alternativo a ese problema sería traer la escuela a casa. Eso les hará mucho más capaces de analizar cualquier cuestión y de llegar al fondo de ella.
  • Idear soluciones libres. También la práctica consigue que nuestro cerebro sea cada vez más creativo. Y los adolescentes deben practicar con esto. Un buen ejercicio para potenciarlo es pedirles a los adolescentes que formulen un problema, puede ser cualquier cosa, desde cómo ir a la escuela cada día a qué hacer durante las vacaciones. Una vez que el problema haya sido formulado, lo que deben hacer es buscar varias soluciones. Y una buena forma de potenciar la creatividad es pedirles que planteen soluciones aunque crean que son irrealizables. Por ejemplo, una forma para ir a la escuela cada dí­a puede ser el teletransporte. Todos sabemos que no existe esa forma de viajar pero tampoco existía intenet hace unos pocos años. De lo que se trata es de que se sientan libres para pensar en soluciones.
  • Leer y hablar. Tanto la lectura como las conversaciones pueden ser buenas fuentes para llegar a dar con soluciones innovadoras para los problemamas formulados. Si tienes hijos adolescentes puedes charlar con ellos sobre esos problemas que han formulado y dar tus opiniones para que ellos las discutan.
  • Observar a otras personas creativas. En general rodearse de personas creativas aumenta la creatividad. Por eso es conveniente que empujemos a los adolescentes a que lean, que vean películas, que visiten museos y que se interesen por el mundo y lo que hay en él.

http://adolescentes.about.com/od/Escuela/a/Ayuda-A-Tus-Hijos-A-Ser-Creativos.htm