La Semana Santa está a punto de llegar. Por eso os vamos a dar las mejores ideas para entretener a los niños en cualquier tipo de viaje. Primero os vamos a presentar un libro de juegos llamado “¡En Marcha!”, especialmente concebido para ser utilizado en los viajes. Se trata de un libro con diferentes juegos más o menos tradicionales y que se puede usar tantas veces como quieras gracias a que sus hojas y los rotuladores que lo acompañan no son permanentes. La mayoría de los juegos propuestos son para jugar con varios jugadores por lo que es perfecto para jugar varios hermanos.

en marcha

Y es que cuando salimos de viaje, si el trayecto es largo, sin duda supone todo un reto para los niños, que se ven obligados a pasar confinados largas horas en un espacio reducido (da igual del medio de transporte que utilicemos). Y no resulta fácil, tanto si es en avión, tren o coche buscar actividades o formas para entretenerlos y que así, les resulte menos dura la situación. Se trata de todo un ejercicio de entrenamiento de paciencia tanto de mayores como de pequeños.

Dependiendo de la edad, las situaciones durante los trayectos largos varían. En nuestro caso, al principio, cuando eran más pequeños, los trayectos largos los llevaban bien ya que ambos solían dormirse en el momento que el coche empezaba a andar (en avión tampoco solían dar mucho la lata), y las paradas eran las justas para comer y descansar (casi más por nosotros que por ellos). A medida que han ido creciendo, han empezado a demandar sus propias paradas (para ir al baño por ejemplo) o porque sus necesidades de movimiento han aumentado. En el caso del transporte en tren o avión, han aumentado considerablemente sus paseos pasilleros y visitas a los baños.

Pero aún así, hay que echar mano de muchos trucos para que el trayecto se haga lo más amable posible. Aunque, disponemos de tablet o móvil que en los momentos críticos nos ayudan a salir del bache (tanto con algún juego como con dibujos animados), cierto es que nos gusta usarla como último recurso. Cuentos, libretas para pintar y colorear, pequeños juegos de viaje…hay muchos recursos que puedes utilizar para pasar el rato.

A raiz de recibir este libro-regalo, me he puesto a reflexionar sobre los juegos que hemos utilizado alguna vez en los viajes, y he intentado hacer una recopilación por si os pudiesen servir en algún momento. Se trata de juegos “caseros” y por supuesto, depende mucho de la edad que tengan los peques y de lo que les guste. Algunos son juegos tradicionales, y otros son simplemente “inventos” para pasar el rato.

Sea como fueren…aquí os los dejo.

1. Veo Veo. ¿Quien no conoce el veo veo?. El rey de los juegos. Con canción previa incluida y diversión asegurada con la fase de adivinanza posterior. Este es apto para más pequeños y mayores (la pequeña sabe jugar desde poco después de los dos años y medio).

2. Adivinanzas. No falla llevarte preparadas una buena colección de adivinanzas. ¡Les gusta mucho!

3. Palabras encadenadas. Otro clásico que a los míos les flipa (bueno, en particular al mayor, porque la pequeña ha empezado a jugar desde hace poco). Uno dice una palabra, y el siguiente debe decir otra palabra que comience por la última sílaba (o letra) que la anterior. Otra variante es decir todas las palabras que comiencen por una letra determinada. A medida que se hacen mayores, ya podemos afinar más, y decir cosas concretas que empiecen por esa letra.

4. Cambio de vocales. Coger diferentes palabras o frases y decir todas las sílabas con la misma vocal (todas A, todas E, todas I…). Risas aseguradas.

5. Describir las cosas que vemos por la ventanilla, o inventarse historias con ellas. Suele funcionar muy bien. Otra variante es describir algo que los demás tienen que adivinar (lo hayamos visto o no por la ventana). Aún recuerdo las historias inventadas gracias a los “molinos de Don Quijote”, mientras atravesábamos Castilla La Mancha.

6. Construir un cuento entre todos. Este es uno de los juegos triunfadores…Uno empieza el cuento (normalmente suelo ser yo), y a partir de un momento dado, continua otro, y luego otro…no os podéis imaginar las historias que se llegan a construir! Depende de lo que os lo curréis os aseguro que podéis terminar muertos de risa.

7. Inventar canciones. Puede ser con música también inventada o utilizando alguna que ya conozcan. Otro de nuestros favoritos, aunque en este caso, solo apto para viajes en coche (os pueden mirar mal vuestros compañeros de vuelo o de vagón en caso de que lo intentéis durante el trayecto). También salen unos resultados muy divertidos.

8. Piedra, papel y tijeras. Clásico donde los haya. Este tiene el riesgo de acabar a piedrazo limpio el uno con el otro…pero mola.

9. Cara o Cruz. Juego muy simple pero que les entretiene mucho!

10. Barquitos. Fue el descubrimiento de nuestro último viaje. Mi peque mayor aprendió a jugar a los barquitos y le encantó. Con una buena libreta, podéis jugar tantas veces como queráis.

11. El Ahorcado. Ha sido el último juego introducido en nuestro repertorio. En realidad aún no lo hemos utilizado en ningún viaje, sino que jugamos en casa, pero evidentemente…es juego de trayecto!

12. 3 en raya. Éste, junto a otros juegos muy simples y que puedes encontrar fácilmente en tamaño de viaje son fantásticos para los trayectos largos. A nosotros también nos gustan mucho el parchís, y la oca.

13. Cartas. Además de las cartas de toda la vida (los míos ya conocen la baraja española), hay una serie de cartas como las cartas UNO o las DOBBLE oientadas para los peques y con las que se pueden jugar a muchos juegos diferentes. A nosotros nos encantan, son muy fácilmente de llevar en un viaje y con las que los peques pueden pasar mucho rato jugando.

Fuente: listosparajugar.com

Fuente: listosparajugar.com

14. Bingo. En función de la edad, también varía desde ir tachando simplemente los números, a hacer un “cartón” más complejo.

15. Adivina el personaje. Una especie de quien es quien pero adaptado. Uno de nosotros piensa el personaje y los demás hacen preguntas para adivinarlo. Suele ser algún personaje de dibujos (los que en ese momento estén viendo, o de algún cuento). También funciona muy bien!

Y si después de todo esto, la situación se os descontrola…no dudéis en echar mano de lo que ya sabéis…que cuando uno supera un determinado número de horas…¡todo vale!

Y vosotros…¿a qué jugáis durante los trayectos?

0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *